EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Conferencia Episcopal Venezolana/Twitter

CEV reiteró que impedir el revocatorio sería una medida absurda

12/07/2016 | 02:17 pm


CARACAS.- Monseñor Ubaldo Santana, Arzobispo de Maracaibo, leyó un comunicado con 16 puntos en el que indican que Venezuela atraviesa por un momento crucial los campos moral, económico político y social que han disminuido  drásticamente la calidad de vida de sus ciudadanos.

El texto indica que las carestías de alimentos y escasez de medicamentos están llevando al borde de una crisis social y sanitaria de consecuencias impredecibles. Por otra parte, aseguran que en la vida pública crecen la inseguridad, la impunidad y la represión militar.

La Conferencia Episcopal Venezolana expresó su preocupación por el tono belicista que  a su juicio emana desde el Ejecutivo. Al igual destacó el crecimiento del poder militar entre una de sus inquietudes. En el ámbito de la seguridad ciudadana dijo que el auge de la delincuencia y la impunidad entorpecen el día a día de la gente y que provocan toques de queda. Como ejemplo, citan los recientes desórdenes en Cumaná y Tucupita o el ataque a los seminaristas en el estado Mérida.

Conferencia Episcopal Venezolana/Twitter

Conferencia Episcopal Venezolana/Twitter

La CEV asegura que el Estado de Derecho se ha debilitado toda vez que los funcionarios se han convertido en una especie de censores del pensamiento de los ciudadanos. Tales actitudes o procedimientos son inaceptables, según expresa el documento porque «la identidad del venezolano se reduce o se disminuye cuando se valora únicamente si está vinculada al proyecto político imperante».

Para la iglesia católica venezolana la democracia en Venezuela está resquebrajada, porque los poderes encargados de oír y concertar con todos los sectores no hacen nada para reconstruirla. «El diálogo sincero y constructivo, el ejercicio de la política en su concepción más noble como búsqueda de un bien común, por más difíciles que parezcan han de ser los caminos que debemos transitar».

Para la CEV el reconocimiento «del otro» es esencial para establecer un diálogo sincero. «Ignorarlo o descalificarlo como interlocutor cierra toda posibilidad de acabar el conflicto». Considera que desconocer a la Asamblea Nacional es desconocer la voluntad del pueblo y exhortan a que los Poderes Públicos que trabajen de la mano.

Con respecto al tema de la consulta pública sobre un posible referendo revocatorio, la Iglesia Católica de Venezuela dijo que el Consejo Nacional Electoral debe velar para que se cumpla este año. Y que impedirlo o retrasarlo con múltiples trabas es una medida absurda, que pone en peligro la estabilidad política y social del país con consecuencias que podrían tornarse muy graves.

Santana invitó a todos los creyentes a unirse a la oración el próximo 2 de agosto a la jornada de ayuno y oración convocada por el papa Francisco, como una ocasión especial para pedir por la paz y la reconciliación entre todos los venezolanos.

 

José Antonio Sanz / Unión Radio