EN VIVO NOTICIAS



Fernando Pereira/Foto: UR

Cecodap cuestiona al Estado ante políticas de protección infantil en zonas mineras

11/12/2018 | 10:48 am


Niños mineros

CARACAS.-  Fernando Pereira, defensor de los derechos de los niños y Fundador del Centro Comunitario de Aprendizaje –Cecodap-, destacó que, según el informe “Peligros y vulneraciones de Derechos Humanos DDHH de niños, niñas y adolescentes en actividades mineras”, en la población de El Callao el impacto social y el costo humano es enorme al alejar a los infantes de las escuelas y convertir a la mina en el eje central en especial de la vida de los adolescentes. “Una cantidad inmensa y de alguna manera refleja el gran impacto social de la minería”.

“Cuando hablamos del Arco Minero solo pensamos en el impacto ambiental y ecológico, sin embargo pudimos constatar en esta misión que el costo humano es inmenso”, subrayó en entrevista a César Miguel Rondón en el circuito Éxitos de Unión Radio.

Pereira precisó que las tasas de escolaridad en el estado Bolívar han bajado considerablemente debido a la problemática de la crisis económica y al trabajo en las minas. “Se convierte el oro en un atractivo, en un pueblo como El Callao, que había quintuplicado su población en pocos años, llegando a 200 mil habitantes, ahora tenemos 60 niños de la calle, dato también referido por representantes de la iglesia”.

Lamentó además la gran cantidad de «niños que han sido dejados atrás porque sus padres o familiares se fueron a la mina y se quedan solos, esto aumenta los riesgos de violencia y explotación sexual”.

Minería

Asimismo, resaltó que en el ámbito sanitario, los niños se ven afectados aún más ante el cierre del hospital pediátrico Menca de Leoni en momentos “de drama social, imagínense lo que esto significa en términos de salud” al dejarse de atender al menos a 14 mil niños”.

Cuestionó que «el Estado esté ausente ante un drama social de esta magnitud. El Estado no está cumpliendo (…) Esto no se puede revertir sin políticas públicas, sin que haya una gran respuesta del Estado y a la vez la presencia nuestra como un acto de solidaridad con todos esos trabajadores, educadores y médicos humanitarios que aún en estas difíciles circunstancias son los únicos que mantienen la esperanza de revertir la situación”.

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio