EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Brexit

CE recalca que mejor modo de proteger derechos ciudadanos es pacto de brexit

28/02/2019 | 09:44 am


BRUSELAS.- La Comisión Europea (CE) subrayó hoy que el mejor modo de proteger los derechos de los ciudadanos tras el «brexit» es ratificar el acuerdo de retirada negociado entre Londres y los Veintisiete, y descartó cerrar «minipactos» al margen del tratado principal.

Bruselas se pronunció en ese sentido después de que la Cámara de los Comunes apoyara el miércoles una enmienda en la que exige al Gobierno negociar con la UE que se respeten los derechos de los ciudadanos comunitarios en el Reino Unido y de los británicos en el resto del bloque si se produce un «brexit» brusco.

«La mejor garantía para proteger los derechos de los ciudadanos es el acuerdo de retirada», declaró la portavoz de la CE Mina Andreeva en la rueda de prensa diaria de la institución.

Añadió que la Comisión no negociará «miniacuerdos» al margen del pacto de retirada porque hacerlo «implicaría que las negociaciones han fracasado».

En cualquier caso, la portavoz recalcó que no corresponde al Ejecutivo comunitario «comentar» las enmiendas votadas en el Parlamento de Westminster y recordó que Bruselas ya ha planteado medidas para proteger los derechos de los ciudadanos en el caso de una retirada no pactada.

Esas iniciativas cubren áreas como la seguridad social, el programa educativo Erasmus+ o la exención de visados a ciudadanos británicos que viajen a los Veintisiete para estancias no superiores a 90 días, siempre que Londres adopte una medida recíproca para los habitantes de la UE.

Andreeva agregó que la CE «ha dejado claro de forma consistente» que los derechos de los ciudadanos son «su principal prioridad».

Los ciudadanos «no deberían pagar el precio del ‘brexit'», apuntó, y señaló que el Reino Unido ya ha indicado que ante una salida sin acuerdo protegería los derechos de las personas de la UE que residen en territorio británico «para que sigan viviendo y trabajando» en ese país.

También indicó que Bruselas espera que esas «garantías» anunciadas por Londres «se formalicen».

La cláusula aprobada ayer en Westminster propone que tanto Londres como Bruselas adopten la «Parte dos» del tratado de salida de la UE, que define los derechos de los ciudadanos, aunque la Cámara de los Comunes rechace ratificar el texto al completo.

La medida, que afectaría a los más de tres millones de europeos en el Reino Unido y al millón de británicos en el resto de Estados miembros de la UE, recibió el respaldo de la mayoría del Parlamento sin necesidad de someterse a votación.

La primera ministra, la conservadora Theresa May, advirtió al abordar el contenido de la enmienda de que Bruselas «no tiene la autoridad legal para firmar un acuerdo separado para los derechos de los ciudadanos sin un nuevo mandato en ese sentido».

«Si no forma parte de un tratado de salida, la cuestión de los derechos de los ciudadanos recae en los Estados miembros individuales», afirmó la jefa de Gobierno.

La organización «The3million», que defiende los derechos de los europeos en el Reino Unido, sostuvo hoy por su parte que es «incorrecto» afirmar que la Unión Europea no tiene esa potestad.

EFE/SPLL