EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini (d), y el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans (i), hablan sobre la migración en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, hoy 7 de junio de 2016

Comisión Europea propone millonarios acuerdos para frenar inmigración

07/06/2016 | 11:33 am


ESTRASBURGO.-La Comisión Europea (CE) propuso hoy movilizar 8.000 millones de euros hasta 2020 en acuerdos con países terceros para contener la inmigración ilegal, que incluirán incentivos para fomentar la colaboración y penalizaciones si no se cumplen las expectativas.

En primer lugar, la Unión Europea (UE) buscará cerrar acuerdos con Jordania y Líbano, que acogen a gran cantidad de refugiados en sus territorios, y a continuación con Níger, Nigeria, Senegal, Mali y Etiopía, mientras incrementa el compromiso con Túnez y Libia, según la comunicación -documento no legislativo- de la CE.

«Los traficantes han encontrado un nuevo modelo de negocio en el Mediterráneo. No podemos permitirlo», indicó el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans, en la presentación de la iniciativa ante el pleno del Parlamento Europeo.

Timmermans indicó que estos nuevos acuerdos movilizarán todas las políticas europeas con el fin de lograr los objetivos y hacer frente a las causas originales de la inmigración.

«Es una responsabilidad global, cada uno tiene que hacer su parte», destacó por su parte la coautora de esta comunicación, la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini.

La CE quiere a corto plazo que el fondo fiduciario creado para África sea reforzado con 500 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo (FED) y otros 500 millones de los Estados miembros, para «salvar vidas en el Mediterráneo y en los países de origen y tránsito», incrementar el retorno de inmigrantes a esos países y «permitirles estar cerca de su hogar evitando emprender viajes peligrosos».

El objetivo a largo plazo es impulsar un «nuevo y ambicioso» plan para movilizar inversiones en países en desarrollo al que la CE dedicará 3.100 millones de euros que, a su juicio, pueden impulsar inversiones por valor de hasta 31.000 millones que tienen el potencial de incrementarse a 62.000 millones de euros si los Estados miembros y otros socios igualan la propuesta.

De ese modo, «mejorando el clima empresarial en los países afectados», Bruselas espera reducir las causas profundas de la inmigración irregular haciendo frente a factores políticos, sociales y económicos.

EFE