EN VIVO NOTICIAS



CE destaca progresos en combate de desinformación en redes

29/01/2019 | 08:43 am


BRUSELAS.- La Comisión Europea (CE) señaló este martes que Google, Facebook, Twitter o Mozilla han hecho progresos en los últimos meses para combatir la desinformación, pero pidió más esfuerzos a esas grandes compañías estadounidenses de internet para blindar las elecciones europeas del próximo mes de mayo.

«No queremos despertarnos al día siguiente de las elecciones y darnos cuenta de que debíamos haber hecho más», señaló el comisario europeo de Seguridad, el británico Julian King, quien dejará su puesto en la CE cuando el Reino Unido consume el «brexit» o salida de este país de la Unión Europea (UE).

King se expresó de ese modo en la presentación de los primeros resultados del Código de Conducta que la CE ha invitado a suscribir a las grandes empresas de internet relacionadas con la información.

Firmas tecnológicas como Google, Facebook, Twitter, Mozilla y las asociaciones comerciales que representan al sector de la publicidad han entregado al Ejecutivo comunitario los primeros resultados de la implementación de dicho código, firmado el pasado mes de octubre.

Redes

«Ha habido progresos, especialmente en la retirada de cuentas falsas y limitando la visibilidad de sitios que promueven las desinformación» pero «se requieren más acciones para garantizar la transparencia total de la publicidad política de cara al inicio de la campaña para las elecciones europeas en todos los Estados miembros de la UE», indicó el Ejecutivo comunitario.

En concreto, la Comisión Europea reclama a Facebook más cooperación «con verificadores de contenidos y con la comunidad de investigadores en toda la UE».

Facebook está en el punto de mira de esta problemática después de la consultora Cambridge Analytica utilizara datos privados de sus usuarios para influir en la campaña del referéndum del «brexit» y en las elecciones de EEUU que ganó Donald Trump.

El anuncio que la CE hizo sobre el progreso parcial del combate de las noticias falsas (fake news) en internet se produce después de que la eurocomisaria de Justicia, Vera Jourová, se reuniera el lunes con el jefe de relaciones públicas y vicepresidente de Facebook y otrora viceprimer ministro del Reino Unido, Nick Clegg.

«Cuento con que Facebook ayude a solucionar los problemas que ayudaron a crear», dijo Jurová, quien celebró que la red social fundada Mark Zuckerberg esté implementando nuevas herramientas con ese objetivo pero pidió «menos retórica y disculpas y más acciones concretas».

La comisaria, que fijó como prioridad la defensa de los comicios de «influencia y manipulaciones extranjeras», pidió también que Facebook sea «muy claro» sobre las «interacciones» entre diferentes aplicaciones de la compañía, como Whatsapp, Instagram y Messenger.

En cuanto a Twitter, Bruselas celebró el cierre de cuentas falsas o sistemas automáticos (bots) pero reclamó «más información sobre cómo restringirán la promoción de los tuits de los persistentes proveedores de desinformación», mientras que a Mozilla le exigió que no se pueda acceder a la actividad de búsqueda de los usuarios porque podría usarse «para campañas de desinformación».

En lo que a Google se refiere, Bruselas celebró que la firma haya mejorado su sistema de seguridad y transparencia en los anuncios políticos, pero lamentó que esas acciones solo afectan a «un pequeño número» de países.

Fake nwes

Por su parte, Google indicó en un comunicado que dispone de equipos de expertos «entrenados para identificar y frenar» potenciales abusos, desde intentos de suplantación de identidad («phishing») hasta «ataques para intentar alterar mapas y que la gente no pueda encontrar su colegio electoral».

El motor de búsqueda también está desarrollando un «escudo» organizaciones sensibles en períodos electorales, como prensa, ONG o partidos políticos para proteger sus webs frente a ataques informáticos masivos tipo DDoS, entre otras medidas.

La Comisión Europea presentará informes similares una vez al mes hasta las elecciones de mayo para renovar el Parlamento Europeo.

EFE/SPLL