EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Lo escuchaste en: A Tiempo

Casos de López y Ledezma demuestran que el gobierno no quiere negociar

Para Marcos Carrillo y Gustavo Velázquez, todos estamos obligados a procurar una salida  negociada en medio de un contexto social que favorece el retorno a la democracia. “Internacionalmente el movimiento democrático venezolano jamás estuvo tan fortalecido como ahora”

01/08/2017 | 11:03 am


Marcos Carrillo, jefe de la Cátedra de Resolución de Conflictos de la UCAB, Profesor de mediación del IESA-

CARACAS.- Marcos Carrillo, jefe de la Cátedra de Resolución de Conflictos de la Universidad Católica Andrés Bello, Profesor de mediación del Instituto de Estudios Superiores de Administración –IESA-, destacó que toda negociación eventual tendría que darse en un contexto democrático e ir hacia el restablecimiento de la democracia. “En las actuales  circunstancias el régimen ha apuntalado y profundizado su corte totalitario con estas últimas acciones como la ANC, y la situación de Leopoldo López y Antonio Ledezma”.

En el Foro A Tiempo de Unión Radio consideró que el retorno a la  cárcel a los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, demuestra que al régimen no le interesa negociar de buena fe. “En estos casos  se generan condiciones que produzcan una presión tal que obligue a la parte que no quiere sentarse  a negociar que se siente a negociar”.

Para Carrillo, la presión debe ejercerse desde el plano internacional, desde las calles y desde las instituciones como la Asamblea Nacional –AN-.

Considera que actualmente existe un contexto social en el país que favorece el retorno a la democracia. “Internacionalmente el movimiento democrático venezolano jamás estuvo tan fortalecido como ahora”

“Hoy podemos ver un mapa de todo el mundo occidental que ha rechazado abierta y públicamente la constituyente. Internamente las fuerzas democráticas jamás estuvieron tan conectadas con la sociedad civil como la están hoy y el régimen jamás estuvo tan desconectado”, puntualizó Carrillo.

Para Carrillo, el régimen siempre ha venido utilizando el tema de la negociación como un ardid, no como una búsqueda de soluciones. “Un ardid donde buscan ganar tiempo, legitimidad y soslayar la unidad democrática que en este momento es bastante solida”.

Gustavo Velázquez, experto en negociación Universidad  Harvard y presidente de Cambrigde International Consulting

Por su parte, Gustavo Velázquez, experto en negociación de la Universidad de Harvard y presidente de Cambrigde International Consulting, explicó que la evolución política observada en los últimos 20 años en Venezuela indica que el viraje de una sociedad se toma tiempo. “Luego de todos estos años, el planteamiento que se le había hecho al pueblo está absolutamente agotado por diversos motivos”.

Considero que la situación que estamos viviendo actualmente en Venezuela no tiene mayor sustento ante le exigencia de un cambio por más de 90% de la población, no solo ante la grave crisis que atraviesa el país sino debido al deseo de la sociedad venezolana a “conquistar la democracia y la libertad”.

Destacó que en medio de la crítica situación, entre los venezolanos persiste la visión optimista “porque el cuerpo social integralmente es el que está empujando ese cambio”.

Velázquez cuestionó la ambigüedad de la mediación de los expresidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero, de República Dominicana Leonel Fernández y de Panamá Martín Torrijos. “Nunca escuchamos una propuesta por parte de estos interlocutores del régimen que venían con el ropaje de mediadores pero sin el apoyo de la oposición. Nunca se escucharon planteamientos serios que llevaran a una salida democrática, si no que más bien planteaban una Comisión de la Verdad que aplicara esquemas de justicia transicional para los dirigentes de oposición tratándolos como guerrilleros o delincuentes”, precisó.

Velázquez considera necesario para una negociación buscar interlocutores que realmente “estén buscando soluciones y que tengan  cierta independencia de criterio y no  vengan en función de  ganar tiempo para el régimen porque lo que buscaban era que Maduro llegara al final de su periodo pero con la gente presa, la economía igual y no planteaban una solución hacia la democracia”.

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio