EN VIVO DEPORTES



Foto cortesía: @caribesanz

Caribes de Anzoátegui alcanzó su tercera final consecutiva en la LVBP

16/01/2022 | 12:09 am


CARACAS.- En un juego que estuvo marcado por los múltiples cuadrangulares de ambos bandos, Caribes de Anzoátegui logró ganar el duelo de poder que tuvo frente a Cardenales de Lara 12-8 para celebrar ante su fanaticada la victoria del encuentro y la obtención de su boleto hacia la gran final del béisbol venezolano.

La tribu estaba a ley de una celebración más para conseguir su tercera final seguida del torneo, por lo que el choque en el Alfonso Carrasquel era de suma importancia para una novena dirigida por Mike Álvarez que con 10-5 se aseguró el primer lugar del round robin, comenzará la ronda definitiva en su casa y ahora solo deberá esperar para saber quién será su rival: Cardenales de Lara o Navegantes del Magallanes.

Raul Rivero (Lara) y Wilfredo Ledezma (Caribes) fueron los lanzadores abridores de esta noche. Ambos se fueron sin decisión del mismo luego de que apenas participaran de 1.1 y 2.1 episodios, respectivamente.

Los fanáticos en el «Chico» vivieron una verdadera montaña rusa de emociones, la cual estuvo marcada por los siete cuadrangulares que se conectaron durante la noche. «El festival de jonrones» comenzó favorablemente para los de casa.

En el 2do acto Herlis Rodríguez, con un toque de pelota, Heiker Meneses, pelotazo con bases llenas, y Rafael Ortega, sacrificio, trajeron las primeras tres rayitas del encuentro.

Los crepusculares voltearon el marcador en el 3ero gracias al rally de cinco carreras que produjeron los batazos de vuelta completa del capitán Ildemaro Vargas y del primera base, Pedro Castellanos.

Pero los actuales campeones le volvieron a dar vuelta a la pizarra, tal como si fuera un reloj de arena, y se colocaron arriba nuevamente en la baja del mismo episodio, cuando Herlis Rodríguez devolvió gentilezas y también se fue para la calle con dos hombres en circulación. Resultado parcial 6-5.

La paridad diría presente en el electrónico en el 4to gracias al gran cardenal, Ildemaro Vargas, quien dio un elevado de sacrificio para que William Contreras pisara el home.

Sin embargo, el bullpen de los pájaros rojos continuó con su inestabilidad y en el ecuador del cotejo volvió a dar ventaja para que la toletería de Caribes produjera tres carreras más que ampliarían la diferencia. Primero con un vuela cercas solitario de Astudillo y luego con otro de dos rayitas de «Balbineitor».

El compromiso no dio tregua y cuando parecía que los bates podían apagarse, nuevamente un bateador, tanto de Lara como aborigen, sacaba una conexión importante de bajo de la manga.

La situación se puso chiquita en 7mo con Ramón Flores y el sexto batazo de cuatro esquinas de la jornada, lo que le agregó un poco de más suspenso al desenlace final del duelo.

Pero Williams Astudillo se encargó de terminar de bajarle el martillo al partido y sacó a relucir su esplendido poder con el madero para conseguir su segundo home run del partido, con dos corredores en circulación, que lo llevaron a colocar la pizarra 12-8 en la 8va entrada y a quitarle todas las esperanzas de remontada a la novena de Carlos Méndoza.

Rafael Pineda (3-1) es quien ganó el juego, Máximo Castillo (0-2) cargó con la derrota y Esteban Haro logró su tercer salvado de la fase. El MVP fue para Astudillo y su bate en llamas, quienes se marcharon de 5-2 con 2 CA, 2 HR y 4 CI.

Esta derrota significó un duro golpe para los Cardenales de Lara y sus aspiraciones de alcanzar su sexta final consecutiva en la pelota criolla, pues los deja con 8-7 a 1 juego de los Navegantes del Magallanes, quien ocupa el último cupo hacia la definición del torneo.

La novena alada deberá salir mañana a jugarse todas sus cartas frente a Caribes en el cierre de su serie particular, pero al mismo tiempo deberá estar muy pendiente de lo que ocurra en el José Bernardo Pérez de Valencia entre los eternos rivales, donde una victoria de los bucaneros los volverá el contendiente de Caribes, pero un triunfo melenudo, combinado con una celebración crepuscular, forzará a un juego extra entre Navegantes y Cardenales donde todo sería ganar o morir.

Mientras tanto, la novena de Mike Álvarez a partir de este momento ya puede comenzar a preparar lo que será su tercera final seguida, cuarta en cinco años, en la que podría enfrentarse nuevamente al cuadro larense, como en todas las definiciones anteriores, o al barco valenciano, el cual no sabe lo que es disputar esta fase final de la LVBP desde la campaña 2015/2016 en la que perdió el campeonato ante los Tigres de Aragua.

Unión Radio