EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El debate fue realizado por la Asociación de Gerentes de Guatemala

Torres y Morales protagonizan un debate a base de ataques y pocas propuestas

La intención de la Asociación de Gerentes es informar a los guatemaltecos de los planes que tienen los aspirantes

14/10/2015 | 05:04 pm


GUATEMALA.-Los candidatos a la Presidencia de Guatemala Jimmy Morales y Sandra Torres protagonizaron hoy un debate cargado de ataques personales al pasado y presente de cada uno, pero vacío de propuestas.

De manera puntual, a las 19:00 hora local (01:00 GMT del jueves), el moderador, Luis Felipe Valenzuela, hizo la apertura de un evento en el que se esperaba que Morales, del Frente de Convergencia Nacional (FCN), y la Torres, de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), expusieran su plan de Gobierno para los próximos cuatro años.

Sin embargo, desde el inicio no fue así.

Con convencimiento y autoridad, la ex primera dama empezó pidiendo a la población que vote el próximo 25 de octubre por una propuesta «pragmática», con un equipo preparado, y no por una «improvisación» «sin plan de Gobierno».

La exempresaria textilera, de 59 años, insistió en que Guatemala tiene «profundos problemas» que necesitan soluciones «desde el primer día» que inicie el período del próximo Gobierno, que saldrá electo en el balotaje que se celebrará dentro de 11 días.

«Es una irresponsabilidad» estar en una campaña electoral «sin una planificación estratégica», reiteró Torres, en varias ocasiones, en claro ataque a su rival.

Por su parte, Morales, quien se erige como un abanderado de la nueva política surgida tras los numerosos escándalos de corrupción que sufrió el país en los últimos meses, argumentó que su plan de Gobierno, el K’atun Nuestra Guatemala 2032, está consensuado por diversos sectores del país.

Tras ello, no dudó en recordarle a su oponente que en ese escrito también participó su exesposo, el expresidente Álvaro Colom (2008-2012).

En este mismo sentido, el cómico reconvertido en político criticó a Torres por pertenecer a lo que él mismo denominó como «la vieja política» y dijo que el partido UNE ya tuvo la oportunidad de hacer realidad todas sus propuestas durante el anterior mandato, comandado por Colom.

Otro de los ataques fue la financiación de los partidos políticos, un tema de interés reciente en el país después de que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) publicara un informe en julio en el que aseguraba que la corrupción y el narcotráfico eran dos de las grandes fuentes de dinero.

En este sentido, Torres acusó a su rival de obtener financiación para su campaña de parte de exmilitares «amigos» de los implicados en el caso de corrupción aduanero «La Línea», que defraudó millones de dólares al Estado.

«Lo que él (Morales) no ha aclarado es que detrás de él hay militares cuestionados declarados como financistas de él» y que ya están siendo investigados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), la mayor autoridad electoral del país, sostuvo la candidata.

En este mismo sentido, agregó que esos supuestos militares son «contratistas del Estado» y «muy amigos de La Línea» y del expresidente Otto Pérez Molina y de Roxana Baldetti, ambos en prisión por esta misma estructura criminal que supuestamente lideraban.

«Son de las cosas que debería aclarar», zanjó enérgica.

Morales, de 46 años y representante de un partido fundado por exmilitares, se defendió con el argumento de que «dentro de todos los partidos políticos hay exmilitares», incluso dentro del de UNE.

A este propósito, el cómico, de 46 años, dijo que esto «no es un pecado» porque estas personas tiene «libertad» de poder participar.

«Aunque haya una estructura militar atrás y ellos estén financiando nuestro partido yo creo que esta es una acusación no solamente mentirosa sino cobarde», manifestó.

Ambos políticos también discreparon sobre la pena de muerte. Mientras Morales opinó que «puede evitar más violaciones» y que, cómo está en la ley, el presidente tiene la obligación de hacerla cumplir, Torres pidió atender a los protocolos internacionales que recomiendan su abolición.

La pena de muerte está establecida en la ley guatemalteca pero no ha sido aplicada desde 2000, cuando fueron ejecutados dos secuestradores mediante inyección letal.

El impuesto que deben aplicar las minerías fue otro tema de discusión. Torres abogó porque estas empresas paguen entre el 4 y el 6 por ciento y Morales exhortó a hacer primero un «estudio económico» y no seguir de manera ciega las leyes de otros países.

Algunos de los puntos en los que coincidieron los dos candidatos fueron la necesidad de combatir la corrupción y fortalecer, para ello, la Fiscalía; y también la disponibilidad de someterse, en el caso de ser necesario, al polígrafo.

El debate de este miércoles, organizado por la Asociación de Gerentes de Guatemala, finalizó con cada uno de los postulantes diciendo dos cualidades y dos defectos de su oponente, antes de un «fraternal» abrazo, para el que hubo momentos de dudas.

Torres dijo de Morales que es buena persona y que se expresa bien, pero que le falta experiencia, conocimiento de Estado y un plan de Gobierno, una «cruz con la que tiene que cargar» para recorrer «más camino» y tener «más cancha».

Por su parte, Morales indicó que las ventajas de la ex primera dama es ser «mujer» y «trabajadora», y le achacó su pasado y la falta de experiencia en el poder.

EFE