EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Campesinos paraguayos

Campesinos elevan el grito de reforma agraria por quinto día en Paraguay

21/06/2019 | 10:36 am


ASUNCIÓN (PARAGUAY).- El grito de «reforma agraria, urgente y necesaria» volvió a brotar este viernes de las gargantas de los centenares de campesinos paraguayos que desde hace cinco días mantienen el «asedio» del edificio del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en el centro de Asunción.

De hecho, los campesinos, que exigen al Gobierno que cumpla un acuerdo sobre deudas y producción, impidieron el jueves la entrada de los funcionarios del MAG, que se vio obligado a paralizar la actividad del día dando asueto al personal.

Hoy no se llegó a ese extremo, pero los labriegos volvieron a alzar sus palos de madera para emitir consignas contra el Ejecutivo que preside Mario Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado.

Ello ante la presencia de decenas de policías, colocados en varios cordones de seguridad, y en medio de las carpas en las que comen, duermen y organizan su actividad.

Las carpas bloquean desde el lunes el tráfico en esa céntrica calle capitalina y en otras adyacentes, una zona de servicios y comercios.

Lemas instando a la «resistencia», a la unión del pueblo y contra quienes «roban a la nación», en alusión a los responsables del MAG, se combinaron esta mañana con el ondear de banderas y entre el humo de los fogones en el que hierven la mandioca del día.

Y es que las inmediaciones del MAG son desde el lunes el espejo de una realidad de pobreza, pero también de lucha.

Convocados bajo la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI), acusan al Gobierno de Abdo Benítez de incumplir un acuerdo firmado el 28 de marzo, y que se publicitó como un éxito y ejemplo de la voluntad negociadora del Gobierno con ese sector.

En el acuerdo, el Ejecutivo se comprometió a facilitar el acceso a la tierra, la refinanciación y reestructuración de los créditos vencidos, la regularización de las deudas judicializadas y la reactivación económica productiva para la agricultura familiar.

Mientras que los campesinos sostienen que ese pacto se quedó en una mera firma, desde el Gobierno aseguran que ya han conseguido avances en esos puntos.

Así las cosas, los campesinos anuncian que seguirán acampados el tiempo que haga falta frente al MAG hasta que el Gobierno no aporte propuestas concretas que deriven en hechos.

EFE