EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Lo escuchaste en: A Tiempo

Luis Mora y Juan Carlos Fernández. Foto UR.

Cámara denuncia oferta informal de servicios funerarios

Juan Carlos Fernández y Luis Mora, de la Cámara Nacional de Empresas Funerarias, explican que estos “buhoneros funerarios” ofrecen servicios más económicos porque no cumplen con los requisitos formales como pagar impuestos, patentes o seguro social

08/03/2017 | 12:21 pm


Juan Carlos Fernández. Foto UR.

CARACAS.- Juan Carlos Fernández, director de la Cámara Nacional de Empresas Funerarias, Cementerios, Fábricas de Urnas, Compañías de Cremación, Previsión y Afines –Canadefu-, explicó que los servicio funerarios constan de dos componentes, el físico que sería el ataúd y el servicio, que incluye a la inhumación y a la cremación. “Debido a la aguda crisis económica, la fabricación de ataúdes ha comenzado a proliferar de manera informal lo que ha presentado inconvenientes porque no cumplen con las normas establecidas por el Servicio autónomo Nacional de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos –Sencamer– y hay riesgos sanitarios”.

En el Foro A Tiempo de Unión Radio, Fernández destacó que también han surgido personas que ofrecen servicios funerarios independientes, que los denominan zamuros, que tampoco cumplen con las normas, ni pagan impuestos como los buhoneros. “Hay una especie de sobrevivencia económica, tanto por parte de quienes necesitan el servicio, como por personas nuevas en esta actividad para sobrevivir”.

Destacó que el número de empresas se ha mantenidopero ha disminuido la demanda de servicios funerarios, “porque hay una oferta informal de servicios”.

Fernández explicó que el emprendedor fabrica la urna en su casa o se la compra a una fábrica informal de ataúdes y se presenta en la puerta de un hospital esperando que alguien necesite de un servicio. “En este ataúd improvisado que no cumple con las normas introduce el cadáver y con muebles portátiles, que carga en una camioneta, se dirige a la vivienda del difunto, monta una capilla móvil y presta el servicio. Acompaña al familiar a sacar la permisología y van al cementerio al que esta gente pueda acceder”.

Precisó que estos servicios funerarios son mucho más económicos porque los “buhoneros funerarios” no pagan impuestos, no pagan patentes ni seguro social ahorro habitacional, en fin no cumplen con ningún deber formal”.

Fernández detalló que en 2016, debido a la inflación, la demanda en las empresas funerarias y la producción en las fábricas formales de ataúdes ha caído aproximadamente 50% “porque ahora salió esta competencia informal y desleal”.

Luis Mora. Foto UR.

Por su parte, Luis Mora, director del área  servicio funerario de Canadefu, precisó que, pese a la problemática económica, la meta es cumplir con todos los servicios funerarios. “Hay un tema de costos al que se le busca alternativas. “Hay quienes no toman el servicio completo, hay quienes mantienen pólizas de seguro o toman planes de previsión. Hasta ahora todo se ha venido cumpliendo de una u otra forma”.

Mora detalló que debido a todas estas dificultades, los servicios de cremación se han incrementado. “Ha tenido una gran aceptación como alternativa económica, práctica y segura”.

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio