EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Cadena perpetua para imputado en misterioso asesinato de una joven italiana

Yara Gambirasio tenía trece años cuando fue asesinada el 26 de noviembre de 2010 en Brembate di Sopra, si bien su cadáver no fue localizado hasta tres meses más tarde, en Chignolo d’Isola.

01/07/2016 | 03:10 pm


ROMA.- La Justicia italiana condenó a cadena perpetua a Massimo Bosetti por el asesinato de la joven Yara Gambirasio en 2010, un caso controvertido que ha protagonizado la crónica jurídica del país durante los últimos tiempos.

Un tribunal de Bérgamo (norte) condenó este viernes en primera instancia a cadena perpetua al único imputado del caso, Bossetti, después de deliberar a puerta cerrada durante toda la tarde, informaron los medios locales.

Previamente Bosetti dijo que podría ser «un cretino, un ignorante, pero no un asesino» y advirtió de que, en caso de ser condenado, la Justicia italiana cometería «el error del siglo».

El homicidio de Gambirasio ha sido uno de los casos que más interés han suscitado en el país y, para su esclarecimiento, llegó incluso a ser necesaria una prueba genética masiva en toda una comarca.

Su cuerpo presentaba lesiones de arma blanca y un fuerte golpe en la cabeza y el 8 de abril de 2011 las autoridades hallaron en su ropa un resto genético masculino, atribuido a «Desconocido 1».

Fue entonces cuando dio comienzo una enrevesada investigación que llevó en primer lugar a la identificación de un joven que, sin embargo, se encontraba en Perú el día del crimen.
EFE/ Fanny Vargas