EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Buscan habilitar ingreso a mina con dos atrapados en el sur de Chile

20/06/2017 | 02:51 pm


SANTIAGO DE CHILE.- Las autoridades chilenas informaron hoy de avances en las labores de rescate de dos trabajadores atrapados para habilitar el ingreso de buzos tácticos del Ejército y la Armada a las cavernas del yacimiento de oro Delia 2, en el sur del país, que se encuentra inundada.

«Estamos desarrollando soluciones para generar más alternativas de búsqueda que es el compromiso que se adoptó con las familias, sindicato, con Chile Chico y el sector minero de nuestro país», sostuvo en un comunicado la ministra de Minería, Aurora Williams.

Chile chico es una localidad situada unos 1.800 kilómetros al sur de Santiago, en la región de Aysén donde se encuentra la mina en que los trabajadores José Sánchez y Enrique Ojeda quedaron atrapados el pasado 9 de junio.

La ministra de Gobierno señaló que los buzos y un minisubmarino ingresarán por la rampa de Delia 2 si las condiciones de seguridad y visibilidad lo permiten.

«Para el próximo paso que sería el ingreso de buzos especialistas en cavernas, se necesita la información que proveerán sobre la calidad del agua y las condiciones de visibilidad. Esta información determinará la utilidad del ingreso en cada alternativa», detalló Williams.

Pese a que las sondas detectaron este domingo que la mina se encuentra totalmente inundada, incluso el nivel 55, donde podrían haber estado Jorge Sánchez y Enrique Ojeda, se mantienen los sondeos del sector, en el que también habría «barro denso y arcilloso» según general Fernando San Cristóbal, al mando de la situación.

La autoridad destacó la llegada de botes zodiac para reforzar el frente de trabajo que se desarrolla en la laguna, donde las tripulaciones tendrán la misión de mantener la seguridad y de actuar en caso de que se presenten nuevos desprendimientos de terreno.

San Cristóbal anunció la instalación de un equipo de magnetometría para detectar la ubicación de los equipos móviles que estaban operando los mineros en el momento del siniestro.

EFE