EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Bolivia inicia industrialización de su gas natural con primera petroquímica

14/09/2017 | 06:32 pm


LA PAZ.- Bolivia inició hoy la industrialización de su gas natural con la puesta en marcha de una planta petroquímica en el centro del país, lo que supuso el cumplimiento de una de las promesas electorales de Evo Morales tras once años en el gobierno.

Morales inauguró la planta, situada en la localidad de Bulo Bulo, en la región central de Cochabamba (centro), en un acto al que asistió el vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, además de autoridades locales, parlamentarios oficialistas y líderes sindicales afines al Gobierno boliviano.

En su discurso, el mandatario boliviano resaltó que después de la nacionalización de los hidrocarburos decretada por su Gobierno en 2006, «ahora viene la industrialización» con la primera planta petroquímica del país, que producirá urea y amoniaco.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, destacó por su parte que hoy se puso en marcha un «sueño de todos los bolivianos, que es la industrialización del gas» y sostuvo que es «uno de los hitos más importantes de los once años» del Gobierno de Morales.

Recordó que la industrialización del gas fue una de las demandas de los sectores que protagonizaron la revuelta social de octubre de 2003 que terminó con la renuncia del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003).

La planta está situada a 142 kilómetros al este de la ciudad de Cochabamba y fue construida en una superficie de 624 hectáreas por la empresa surcoreana Samsung en un tiempo de cinco años y con una inversión estatal de 953 millones de dólares, producto de los ingresos captados por el país por la nacionalización petrolera.

Tiene una capacidad diaria de producción de 2.100 toneladas métricas de urea y 1.200 toneladas de amoniaco y generará ingresos anuales por 233 millones de dólares.

La planta ha entrado en marcha este jueves pero su primera producción estará lista en 14 días.

Según Sánchez, se calcula que entre el 10 % a 20 % de la producción cubra la demanda interna de fertilizantes y el resto se exportará a mercados potenciales en Perú, Argentina, Paraguay y a los estados brasileños de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul.

EFE