EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto: Archivo

Bloqueo humanitario continúa en Siria pese a pronto reinicio de negociaciones

20/02/2017 | 06:38 am


GINEBRA.- Las esperanzas de que la tregua en vigor desde finales de diciembre en Siria abriría las puertas a la ayuda humanitaria para 4,7 millones de personas en zonas de difícil acceso y sitiadas se ha esfumado con el paso de las semanas, pese al inminente inicio de nuevas negociaciones de paz en Ginebra.

Desde el pasado 30 de diciembre, cuando se pacto el último alto el fuego, la entrada de alimentos y otros artículos vitales ha ido disminuyendo.

De los 13,5 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria en Siria, 4 millones de civiles se encuentran en áreas pobladas a las que es muy difícil acceder por razones de seguridad y obstáculos burocráticos.

Además, 650.000 civiles están cercados militarmente y aunque la ONU pide cada mes a las autoridades permiso para aportarles ayuda, incluso cuando obtiene respuestas positivas los suministros no llegan a su destino por barreras de último minuto.

El resto de la población afectada por la guerra civil, que el próximo mes cumplirá seis años, recibe ayuda a través de canales gubernamentales o de ONG locales a las que se permite trabajar en zonas donde la intensidad del conflicto es menor.

«A pesar del alto porcentaje de autorizaciones de principio, sólo uno o dos convoyes han llegado a su destino en cada uno de los últimos tres meses», según datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Ayuda Humanitaria.

Si en diciembre se pidió autorización para cubrir las necesidades más básicas de 930.000 personas, sólo se consiguió permiso para un convoy con cargamento para 6.000, mientras que en enero igualmente se pudo concretar sólo un convoy -solicitado desde noviembre- con ayuda para 40.000 personas.

Esto implica que la ONU y las organizaciones con las que colabora en el terreno llegan últimamente a menos del 1 % de la gente que pretende asistir, un resultado que difiere fuertemente de la mejora en el acceso humanitario que se consiguió entre enero y septiembre del año pasado.

EFE