EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Teletrabajo

Bélgica contempla recuperar teletrabajo obligatorio para frenar covid

16/11/2021 | 10:28 am


BRUSELAS.- Bélgica se dispone a endurecer este miércoles las medidas contra la pandemia con la obligatoriedad del teletrabajo hasta después de las vacaciones de Navidad al menos tres o cuatro días por semana, según informó este martes la prensa local.

El empeoramiento de la situación llevó a los responsables políticos federales, regionales y comunitarios de Sanidad a adelantar dos días la fecha de la próxima reunión del comité de concertación, que estaba prevista en principio el próximo viernes.

Entre el 6 y el 12 de noviembre se detectó una media de 9.998 nuevas infecciones por Sars-CoV-2 al día, lo que supone un aumento del 27 % respecto a la semana anterior, según las cifras del Instituto de Salud Pública Sciensano actualizadas hoy.

Para romper la actual tendencia al alza, un informe de expertos encargado para esa reunión y filtrado a la prensa recomienda el teletrabajo obligatorio, el uso de las mascarillas a partir de los nueve años -ahora es a partir de los doce- y el cierre de las discotecas y las actividades estudiantiles, entre otras medidas.

Según los medios locales, se perfilan dos acuerdos de principio: la vuelta del teletrabajo obligatorio tres o cuatro días a la semana en las profesiones y sectores en los que sea posible hasta el final de las vacaciones de Navidad, así como la vacunación obligatoria del personal sanitario, a partir del 1 de enero, y sanciones en caso de negativa que podrán ir hasta perder la posibilidad de ejercer a partir del 1 de abril, aunque podrán acogerse al paro.

En un comunicado conjunto, varias organizaciones empresariales se opusieron hoy a la imposición del teletrabajo «generalizado» por considerarlo «innecesario e incluso contraproducente por el momento», y abogaron por mantener las reglas de distanciamiento social, el uso de máscaras y la higiene de manos en los lugares de trabajo.

Otra medida que esta sobre la mesa es la generalización del uso de las mascarillas y que podría afectar especialmente al sector cultural.

En concreto, se baraja seguir exigiendo el certificado covid de vacunación, de haber pasado la enfermedad o de tener una PCR negativa, pero ello no eximirá de tener que llevar mascarillas en el interior de los locales.

En los casos que no sea posible respetar ese requisito será obligatorio hacer una prueba en la entrada, por ejemplo, en las discotecas, los conciertos o las bodas, según los medios locales.

EFE