EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Belén El Vaticano/EFE

Belén arranca festejos navideños con el tradicional encendido del pesebre

03/12/2022 | 06:00 pm


JERUSALÉN.- Entre grandes multitudes y un ambiente festivo que recordaba a los tiempos previos a la pandemia, Belén dio el arranque hoy de sus festejos navideños con el encendido del árbol de Navidad, frente a la Basílica de la Natividad donde la tradición cristiana marca que nació Jesús.

El evento se realizó con la presencia de las autoridades políticas y religiosas locales, ante la Plaza del Pesebre llena de asistentes y un gran escenario donde se realizaron espectáculos y conciertos musicales, como era costumbre antes del coronavirus.

Las imágenes de abundancia de público en un acto icónico como el de hoy no se veían desde 2019, antes del inicio de la pandemia.

Después, la ciudad vio cómo peregrinos y turistas -su principal fuente de ingresos y de trabajo- dejaban de venir a la urbe por las restricciones impuestas por el virus por parte de Israel, que cerró sus fronteras a turistas durante más de dos años.

Esto también afectó de lleno a los territorios palestinos bajo ocupación israelí desde 1967, donde se sitúa Belén, y sin control directo de sus fronteras. La ciudad estuvo casi totalmente vacía de visitantes extranjeros también la Navidad pasada, cuando Israel impuso de nuevo un cierre por la irrupción de la variante Ómicron.

Con todo, las calles de la ciudad vuelven a tener la presencia de peregrinos, lo que da un respiro y una perspectiva de optimismo para los comercios y la economía local.

«Los turistas están volviendo y nos vamos recuperando», aseguró a Efe Joseph Giacaman, propietario de una tienda de recuerdos en la Plaza del Pesebre que espera más movimiento a medida que se acerque la Navidad.

Por otro lado, George Joha, propietario de un restaurante en el centro de la ciudad que atiende a muchos grupos de peregrinos, remarca a Efe que «la situación es mucho mejor tras el coronavirus».

«La gente comenzó a volver desde septiembre», agrega Joha, que espera que aumente aún más el trabajo a medida que se aproximen las vacaciones de Navidad, una realidad muy distinta de la que su negocio vivió en los últimos tiempos, cuando el restaurante estuvo cerrado más de dos años por la falta de clientes.

EFE