EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Bares atacados en París preparan reapertura y vuelta a la normalidad

Sin embargo, la entrada de la sala de conciertos Bataclan, donde murieron 90 personas, aun está tapada con una lona blanca, todavía hay flores y mensajes en memoria de las víctimas

02/12/2015 | 02:23 pm


bataclan19PARÍS.- Algunos de los bares atacados por los terroristas el pasado 13 de noviembre en París ya han comenzado a preparar su reapertura con la retirada de las flores y mensajes depositados en sus inmediaciones y la reparación de los desperfectos causados por los atentados, en los que murieron 130 personas.

Es el caso del café Bonne Bière, donde hoy se pudieron ver desde fuera de la cristalera operarios pintando su interior y donde los servicios de limpieza municipales han recogido parte de las velas y flores ya marchitas que rodearon las pasadas semanas el lugar.

Aún hay muchos detalles y mensajes apoyados en la fachada de Le Petit Cambodge, la taberna donde perdieron la vida cuatro personas esa noche, y en Le Carillon, donde fallecieron once, pero sus propietarios ya han anunciado su intención respectiva de reabrir en enero y «un poco más tarde» de esa fecha. carrillon19

Ambos establecimientos, situados en el distrito diez de París, muy próximo a la Plaza de la República y al canal Saint Martín, donde los jóvenes se reúnen cada fin de semana, todavía sienten el calor de la gente.

Pero el alcalde de ese distrito, Rémi Féraud, explicó hoy a la cadena «BFM TV» que se está haciendo lo posible para recuperar la cotidianeidad y que la gente circule normalmente de nuevo por sus calles: «Aunque no hay que olvidar lo ocurrido hay que permitir al barrio recuperar la vida normal».

Sus dueños, Jules Frutos y Olivier Poubelle, manifestaron hoy en una entrevista concedida al diario «Le Monde» su deseo de reabrir cuanto antes, en cuanto lo permita una investigación que sigue su curso.

El primero que va a dar ese paso, según confirmó esta semana su propietario a «Le Parisien», será el café Bonne Bière, con un gesto que se une a la intención ciudadana de no olvidar el daño pero tampoco permitir que el miedo consuma más tiempo.

EFE/SPLL