EN VIVO DEPORTES



"Pecco" Bagnaia celebrando su victoria en el GP de San Marino de la MotoGP. Foto: cortesía

Bagnaia sumó una victoria más a su lista y hace historia

04/09/2022 | 09:55 am


Misano Adriático (Italia).- Francesco «Pecco» Bagnaia volvió a ganar, su cuarta victoria consecutiva, al adjudicarse el Gran Premio de San Marino de la MotoGP en el circuito Marco Simoncelli de Misano Adriático por apenas 34 milésimas de segundo sobre su compatriota italiano Enea Bastianini y hacer historia al ser el primer piloto de la marca italiana que logra un hito semejante.

Ningún piloto de Ducati había logrado sumar cuatro victorias consecutivas en una misma temporada como lo hizo Bagnaia, que suma un total de seis en el 2022 y se acerca cada vez más al líder del mundial, Fabio Quartararo, que se tuvo que conformar con la quinta plaza.

Y no lo tuvo fácil Bagnaia, pues no hubo órdenes de equipo en Ducati y Enea Bastianini intentó superar al que será su compañero de equipo en 2023 en una última vuelta frenética, en la que no pudo conseguirlo.

Jack Miller no defraudó las expectativas y llegó primero a la curva final de la recta, en donde hasta tres pilotos se fueron por los suelos: Johann Zarco, Pol Espargaró y Michelle Pirro.

Tras la estela de Miller se «pegaron» Bastianini y «Pecco» Bagnaia, aunque el australiano aguantó poco en la cabeza al irse por los suelos en la segunda vuelta, lo mismo que el italiano Marco Bezzecchi.

En apenas dos vueltas cinco pilotos habían quedado ya descartados para la carrera, en la que el liderato inicial de Bastianini pasó a manos de Bagnaia, mientras Aleix Espargaró recuperó desde la novena hasta la quinta posición, con el líder del mundial, Quartararo, tras él.

Aún hubo más cambios en una carrera que comenzó muy agitada, pues Maverick Viñales se percató de las intenciones de Bagnaia y superó a Bastianini para ponerse tras su estela y evitar que se escapase en solitario, el objetivo que estaba buscando el piloto italiano.

Así, la situación de carrera en la cuarta vuelta era con Bagnaia como líder, seguido a unos pocos metros por Viñales, Bastianini y Luca Marini, mientras más atrás estaban Aleix Espargaró, Fabio Quartararo, Jorge Martín y Alex Rins, que hizo la vuelta rápida de la prueba en el quinto giro para intentar conectar con ellos.

Viñales vio clara su oportunidad, sabedor de que Bagnaia podía arriesgar pero no hasta el límite de cometer un error que le dejase el camino expedito hacia el título a Quartararo -que saltó hacia adelante para intentar alcanzar al cuarteto de cabeza- y Espargaró, por lo que comenzó a «enseñar» la rueda de su Aprilia al italiano, quien se siente muy «cómodo» siendo él quien marca el ritmo.

Con el paso de las vueltas la situación se fue consolidando, siempre con Bagnaia marcado el ritmo al frente de la misma, perseguido como sus sombras por Viñales, Bastianini y Marini, con Quartararo un poco más atrás y Aleix Espargaró intentando no perder el contacto con ellos.

Alex Rins ya estaba rodando en solitario séptimo, por delante de Jorge Martín, Miguel Oliveira y Brad Binder, ambos sobre las KTM RC 16, y con Alex Márquez, undécimo.

La lucha de Bagnaia y Viñales se vio reflejada en la tabla de tiempos, pues en el decimosexto giro ambos batieron el récord de vuelta rápida de la carrera, mientras Enea Bastianini cometió un error que le hizo perder algo de terreno junto a Luca Marini, el primero en perder la «conexión» con el grupo de cabeza.

Bastiniani vio su oportunidad en el vigésimo giro y superó a Viñales, que no podía con el potencial de las Ducati y que a la postre permitió que «Pecco» Bagnaia se fuese los metros suficientes para sumar su cuarta victoria consecutiva y la sexta de la temporada.

Con la victoria garantizada de Bagnaia y la segunda plaza de Bastianini, que para sorpresa de todos atacó al que será su compañero de equipo en 2023 hasta la última vuelta, a pesar de estar en juego unos puntos muy importantes para el campeonato del mundo, Maverick Viñales se tuvo que conformar con la tercera plaza, en cualquier caso un nuevo podio, por delante de Luca Marini, Fabio Quartararo y Aleix Espargaró.

Alex Rins acabó en la séptima posición con Jorge Martín noveno, Alex Márquez décimo al verse beneficiado de la penalización de «vuelta larga» que tuvo que cumplir el portugués Oliveira por exceder en varias ocasiones los límites de la pista, y Raúl Fernández, decimotercero.

EFE