EN VIVO DEPORTES



"Pecco" Bagnaia corriendo en el circuito Red Bull Ring de Austria. Foto: cortesía

Bagnaia consiguió su tercera victoria en fila

21/08/2022 | 09:31 am


Spielberg (Austria).- Francesco «Pecco» Bagnaia consiguió la tercera victoria consecutiva y la quinta de la temporada al vencer en el Gran Premio de Austria de MotoGP en el Red Bull Ring, donde el líder del mundial, Fabio Quartararo se defendió en «plan campeón» al lograr una laboriosa segunda posición, por delante de Jack Miller.

Bagnaia logró recortarle puntos a Quartararo, aunque no todos los que podían esperar los responsables de Ducati, que vieron cómo el vigente campeón del mundo era capaz de dejar atrás a todos sus pilotos, salvo el italiano, en tanto que Aleix Espargaró se equivocó al elegir el neumático trasero más blando y acabó en la sexta posición, cediéndole mucho terreno a sus rivales en la tabla de puntos del campeonato, en la que ahora se encuentra a 32 puntos (168 puntos) del francés (200) y con sólo doce de ventaja sobre el italiano (156).

«Pecco» sorprendió en la salida a Bastianini con Miller en la tercera posición, Jorge Martín cuarto y el líder del mundial en la quinta posición, cuando la carrera perdía a su primer protagonista, el campeón del mundo de 2020, Joan Mir, que se iba por los suelos en la curva cuatro.

Tras completarse el primer giro, Quartararo perdió una posición en favor de su ex-compañero de equipo, Maverick Viñales, con su compañero Aleix Espargaró ganando cuatro posiciones en la primera vuelta, que completó en octavo lugar.

El «golpe» inicial de Ducati fue brutal, un auténtico festival con cuatro pilotos de la escuderia al frente y su líder, «Pecco» Bagnaia, marcando el ritmo. En apenas dos vueltas ya habían conseguido abrir un hueco respecto a sus perseguidores: Maverick Viñales, Fabio Quartararo, Aleix Espargaró y una retahíla de pilotos prácticamente en «fila india».

En la cuarta vuelta, Jack Miller se puso tras la espalda de su compañero de equipo y líder de la carrera, como ejerciendo de guardaespaldas, mientras que Bastianini y Martín, que se juegan la plaza de Miller en el equipo oficial de Ducati, se prodigaban en constantes «hachazos» entre ellos y Aleix Espargaró hacía su primera vuelta rápida de carrera.

Viñales cometió un error en la quinta vuelta en la que lo superaron Quartararo y Espargaró y un giro más tarde Enea Bastianini tenía problemas técnicos -neumático delantero mal «talonado» en la llanta, lo que le hizo perder presión poco a poco- que le hizo salirse recto en la curva cuatro y con ello verse obligado a abandonar.

Bagnaia y Miller se fueron destacando del resto de rivales dejando claro que la victoria podía ser cosa sólo de ellos dos y, por si acaso, el australiano no tardó mucho en «enseñarle la rueda» a su compañero de equipo, e incluso superarlo en el octavo giro, si bien el italiano recuperó rápido el liderato y Martín se consolidó en la tercera posición.

Un adelantamiento extraño de Miller cuando Bagnaia es quien se juega el título mundial con un Quartararo que aguantó en la cuarta plaza, en solitario, sin excesivos problemas, lo que en buena lógica obligaba al italiano a sumar el máximo número de puntos e incluso a Ducati a dictar «órdenes de equipo».

Poco a poco, Bagnaia se fue distanciando de Miller y Martín, en tanto que por detrás Quartararo también se acercaba a ese dúo con un Aleix Espargaró que por entonces, decimocuarto giro y ecuador de la carrera, progamada a 28 vueltas, rodaba en solitario en la quinta plaza.

Martín cometió un grave error en la decimoséptima vuelta al colarse en la variante, lo que lo obligó a dejar pasar a Fabio Quartararo para evitar la penalización y, por tanto, vuelta a empezar, pero ahora para atacar al francés, aunque por unos instantes dio la impresión de que el español tenía problemas, si bien continuó en carrera tras el rebufo de Quartararo.

Algo más atrás, Viñales no pasaba por su mejor momento y poco a poco iba perdiendo ritmo y viéndose superado por Luca Marini, Johann Zarco y Alex Rins, inicialmente, pero con Brad Binder acercándose peligrosamente a su rebufo hasta superarlo poco después.

A menos de cinco vueltas del final, Quartararo se metió por dentro en la variante para salir por delante de Miller, al que a punto estuvo de superarlo en ese mismo punto Jorge Martín.

El francés aguantó en la segunda posición mientras que Martín «achuchó» a Miller para intentar superarlo en las tres vueltas que quedaban para el final de la prueba, en la que Aleix Espargaró se vio beneficiado por el error de Alex Rins al colarse para recuperar una plaza y Martín se cayó en la curva uno al intentar adelantar a Miller, aunque pudo regresar a la carrera para entrar en los puntos en la décima posición.

Tras los pilotos de podio (Bagnaia, Quartararo y Miller) entró Luca Marini con Johann Zarco, Aleix Espargaró, Brad Binder, Alex Rins, Marco Bezzecchi y Jorge Martín tras él, en las diez primeras posiciones, con Maverick Viñales también en los puntos, decimotercero, delante de Álex Márquez y, ya fuera de los puntos, Pol Espargaró, decimosexto, y Raúl Fernández, decimoctavo.

EFE