EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Alejandro Valencia, Claudia Paz y Francisco Cox, integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), llamados a México para investigar el caso Ayotzinapa - EFE

Autoridades mexicanas actualizan a la CIDH sobre avances del caso Ayotzinapa

04/03/2017 | 09:33 am


MÉXICO.- Autoridades mexicanas recibieron este sábado por segunda ocasión al mecanismo especial de seguimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el caso de los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, al que actualizaron sobre el avance de la investigación.

En la reunión participaron representantes de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Relaciones Exteriores, indicaron las tres instituciones en un boletín conjunto.

En el encuentro se brindó información actualizada a la CIDH sobre las acciones de la PGR en materia de búsqueda de las personas desaparecidas y los cronogramas de trabajo para los próximos meses, «poniendo especial atención a la aplicación de tecnologías especiales de búsqueda», señaló el texto.

También se dieron a conocer los avances de las pesquisas tendentes a «agotar todas las líneas de investigación, incluidas las propuestas por el Grupo de Expertos Independientes de la CIDH, y realizar las diligencias necesarias para determinar la probable responsabilidad de todas las personas que pudieran estar involucradas en los hechos».

Por su parte, la Secretaría de Gobernación expuso «los importantes avances en materia de atención a víctimas, resaltando la atención y seguimiento que han recibido las personas heridas el día de los hechos y sus familias».

«El Estado mexicano reitera su compromiso para la resolución del caso y su colaboración transparente con la CIDH y la comunidad internacional», concluyó el comunicado.

De acuerdo con la versión oficial, rechazada por los familiares de las víctimas y cuestionada por los expertos internacionales, los 43 estudiantes fueron detenidos el 26 de septiembre de 2014 por policías en el municipio de Iguala, en el estado sureño de Guerrero.

Fueron entonces entregados a una célula del grupo criminal Guerreros Unidos que los mató e incineró en un basurero en el municipio vecino de Cocula, antes de tirar sus cenizas a un río.

EFE