EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Aseguran que empresa Agroisleña no estaba quebrada cuando fue expropiada

Claudio Motolongo, exdirectivo de Agroisleña, recordó que hasta hoy el estado no ha pagado nada a los propietarios quienes “durante 52 años dieron su vida por la empresa y el país”

27/01/2016 | 02:53 pm


empresa19CARACAS.- Claudio Motolongo, hijo de uno de los propietarios de Agroisleña, recordó que cuando la empresa fue expropiada hace 5 años advirtió que en poco tiempo no habría qué comer en Venezuela.

En el espacio En Sintonía de Unión Radio, precisó que Agroisleña financiaba 84% de la agricultura del país en cultivos largos y cortos y ofrecía un abastecimiento en cereales de 6 meses de consumo nacional “porque eran capaz de almacenar 50% del almacenamiento nacional, que va por 3.5 millones de toneladas anuales, y la compañía almacenaba un millón 400 mil toneladas y eso serían dólares que no se escapan y podrían invertirse en otras cosas”.

Motolongo apuntó que la empresa fue expropiada porque supuestamente la empresa estaba acabando con los pequeños productores y que solo financiábamos a los grandes agricultores del país. “En nuestra política el pequeño, mediano y gran productor eran tratados por igual pero la gente tiene que entender que cuando se adquiere un compromiso hay que cumplir con la empresa y con los bancos y además es un negocio”.

Motolongo precisó que la empresa financiaba en cereales más de 560 mil hectáreas de maíz entre blanco y amarillo, 350 mil de arroz, en dos periodos “eso significa que son 700 mil hectáreas anuales y más 150 mil hectáreas de sorgo”.

“Eso conlleva que nosotros financiábamos más de un millón de hectáreas solamente en cereales”, apuntó.

Comentó que escuchó este martes en la Asamblea Nacional –AN- que ahora AgroPatria estaba financiando 150 mil hectáreas y “eso no es nada”.

Resaltó que financiaron a Cuba durante más de 19 años, financiamiento que “ya no existe porque ellos solo venden de contado. Una empresa que solo vende de contado y no asume riesgos, está quebrada”.

Motolongo señaló que la empresa se ocupaba de instruir cómo utilizar correctamente los agroquímicos. “El técnico estaba ahí en el momento de la cosecha y eso conlleva que nuestro personal tuviese conciencia y capacitación”.

Motolongo aseguró que la empresa se entregó en perfecto estado y en funcionamiento y después de “pagar vacaciones, utilidades y prestaciones a todo el personal, lo que significa que comenzó borrón y cuenta nueva. Estamos hablando de trabajadores directos de mil 700 e indirectos unos 2 mil”.

Para concluir, Motolongo aseguró que, de ser posible, estaría dispuesto a asumir el reto de recuperar la empresa. “Para recuperar la empresa se necesitarían de 3 a 5 años”.

 Escuche a Claudio Motolongo:

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio