EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto: Archivo

Arabia Saudí aprueba ambicioso plan para reducir su dependencia del crudo

25/04/2016 | 11:06 am


RIAD.- El Gobierno de Arabia Saudí, presidido por el rey Salman bin Abdelaziz, aprobó un ambicioso plan cuyo objetivo es reducir la dependencia del petróleo, desarrollando las inversiones y aumentando las exportaciones no petroleras de aquí al año 2030.

El Consejo de Ministros saudí informó en un comunicado que ha aprobado el denominado «Proyecto de la Visión de Arabia Saudí-2030», que incluye, entre otras cosas, la venta de hasta un cinco por ciento de las acciones de la empresa Aramco y sus empresas filiales y la salida a Bolsa de la firma.

Asimismo, el Ejecutivo ha encargado al Consejo de Asuntos Económicos y Desarrollo, presidido por el segundo príncipe heredero y ministro de Defensa, Mohamed bin Salmán, que elabore los mecanismos y medidas necesarias para cumplir con el plan y seguirlo.

El monarca destacó en un discurso televisado y dirigido a la población que con este proyecto su país espera convertirse en «un modelo para el mundo en todos los niveles», e instó a sus compatriotas a trabajar para materializar este ambicioso plan.

Por su parte, el vicepríncipe heredero dijo en una entrevista a la cadena de televisión Al Arabiya, la primera que otorga a una emisora desde que asumió su puesto, que este plan se convierte en la hoja de ruta para los próximos 15 años.

«El principal objetivo de este proceso será hacer que la economía nacional deje de depender del crudo para diversificar las inversiones y las fuentes de los ingresos», subrayó Mohamed bin Salmán.

Asimismo, adelantó que Aramco, después de este proceso, quedará sometida al control de los bancos y de todos.

También negó que el lanzamiento de este proyecto esté relacionado con la caída de los precios del crudo, que han obligado al ultracoservador reino y a sus vecinos del golfo Pérsico a reducir numerosos subsidios.

«Un aumento en los precios respaldarían el proyecto, pero no tendrían un efecto en él», indicó antes de subrayar: «Necesitamos el petróleo, pero nosotros viviremos en el año 2020 sin el crudo», agregó.

Además, destacó que el Fondo General de Inversiones saudí, que obtuvo unas ganancias de 30.000 millones riales saudíes (9.000 millones de dólares) en el año 2015, controlará alrededor de un 10 por ciento de la capacidad inversora mundial.

EFE