EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Ebola

Angola cierra parte de su frontera con la RD Congo por el brote de ébola

04/06/2018 | 09:25 am


Ebola

LUANDA.- El Gobierno provincial de Malanje, región del norte de Angola, decidió cerrar su frontera terrestre con República Democrática del Congo (RDC), que está dibujada por el río Kwango, debido al miedo de contagio del brote de ébola declarado en el país vecino, informan hoy medios locales.

La provincia de Malanje tiene 120 kilómetros de frontera compartida con RDC, delimitada por el río Kwango, que está conectado indirectamente al río Congo, cercano a las tres zonas del noroeste de RDC afectadas por el último brote de la enfermedad vírica: las rurales de Bikoro e Iboko y la urbana de Mbandaka.

Además, según informó la agencia de noticias angoleña Angop, se han reforzado los efectivos policiales en la frontera, los del servicio de migraciones y de salud, y se realizan campañas de concienciación en la zona.

El brote de ébola en RDC supone, según el último boletín del ministerio de Sanidad congoleño, 53 casos (37 confirmados, 13 probables y 3 posibles) y 25 muertes, de las cuales sólo 12 han sido confirmadas hasta el momento.

No hay nuevas muertes confirmadas desde hace una semana y se ha vacunado ya con la vacuna experimental rVSV-ZEBOV a 1.112 personas en las tres áreas, según el ministerio de Salud.

Este brote de ébola, localizado inicialmente en las zonas rurales del noroeste y que después alcanzó el área urbana de Mbandaka, es el noveno que golpea a la República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus en 1976 en este país, cuando entonces se denominaba Zaire.

La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.

Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.

La peor epidemia de ébola conocida se declaró en marzo de 2014, con los primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakri, desde donde se expandió a Sierra Leona y Liberia.

La OMS marcó el fin de la epidemia en enero de 2016, después de registrarse 11.300 muertes y más de 28.500 casos, aunque ha admitido que estas cifras podrían ser conservadoras.

EFE/SPLL