EN VIVO DEPORTES



Cortesía - El Universal

Análisis de la primera ronda de Aragua

Tigres de Aragua debe agradecer por la racha de cinco victorias para cerrar la ronda, lo que les dio entonces el segundo lugar de la tabla

01/01/2016 | 11:03 am


CARACAS.- El gran beneficiado por el nuevo formato de la LVBP después de Tiburones de La Guaira y Bravos de Margarita fue Tigres de Aragua, que no hizo una gran primera vuelta, y la segunda ni hablar, pero los cinco juegos finales de la ronda inicial marcaron su destino.

Dos triunfos contra Caribes de Anzoátegui y, sobre todo, la barrida en tres duelos a los insulares, que por entonces contaban en su roster con mucha juventud para dar descanso a las figuras y así afrontar la segunda mitad con más bríos, auparon a los bengalíes al segundo lugar, con récord de 19-13.

Con muchos jóvenes talentos y el apoyo de los veteranos, Tigres fue un equipo que jugó pelota de más a menos, aunque mucho pesó al final de la ronda regular ya tener la clasificación amarrada. En enero podría verse otra historia.

El jugador clave: Hernán Pérez fue el bastión ofensivo de Tigres en la temporada. No solo bateó para .298/.331/.474, sino que también conectó ocho jonrones, ocho dobles, cuatro triples, anotó 26 carreras y remolcó 33, con 108 bases alcanzadas.

Las tres fortaleza del equipo
– La consagración de Hernán Pérez en su estreno con Tigres
– La rotación mantuvo el tipo durante todo el año, exhibiendo efectividad de 3.37
– La nueva y buena camada de prospectos bengalíes

Las tres debilidades del equipo
– No hizo del José Pérez Colmenares su fortín. Dejó récord de 11-20 en casa
– El joven infield con el que contó Tigres cometió demasiados errores
– La falta de paciencia de su lineup. Tuvieron el OBP más bajo (.323) de la liga

La revelación: Robert Zárate no estaba en los papeles de nadie para ser uno de los brazos importantes de la rotación bengalí, pero acabó siéndolo. El zurdo lanzó 51.0 entradas y exhibió efectividad de 2.12 en 11 salidas, 10 como abridor.

La decepción: Freddy García no lució como en sus mejores años. Dejó efectividad de 5.17 en 38.1 entradas durante sus ocho aperturas, ponchando a 26 rivales y otorgando 12 bases por bolas. Se esperaba más del pitcher venezolano con más triunfos en Grandes Ligas.

Alejandro Álvarez – Unión Radio