EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Amnistía Internacional pide a la UE atajar publicidad de equipos de represión

09/05/2016 | 06:54 am


BRUSELAS. – Amnistía Internacional y la Fundación de Investigación Omega instaron a la Unión Europea (UE) a atajar la publicidad de equipación de seguridad que puede utilizarse para «infligir un trato cruel, inhumano y degradante» a otras personas.

Las dos organizaciones alertaron en un informe dado a conocer hoy sobre los «vacíos legales» en la UE que permiten que «potenciales herramientas de tortura» como porras con púas, esposas para pulgares o escudos de pinchos puedan ser publicitados e incluso a veces mostrados en ferias comerciales a pesar de que un reglamento comunitario que entró en vigor en 2006 prohíbe estos artículos.

«La realidad es que artículos pensados para infligir niveles horribles de sufrimiento humano se muestran abiertamente en ferias comerciales en Europa y son publicitados por sus fabricantes», declaró en un comunicado la directora de la oficina de Amnistía Internacional ante las instituciones de la UE, Iverna McGowan.

En su opinión, esto «mina flagrantemente el espíritu del reglamento que prohíbe la importación y exportación de estos mismos productos, en un esfuerzo por garantizar que ninguna persona o empresa se beneficie del repugnante comercio de la tortura», añadió.

McGowan pidió en concreto que la UE y sus Estados miembros prohíban la publicidad de estos artículos «que sólo pueden utilizarse para causar un castigo cruel y degradante a otros seres humanos».

La organización denunció que algunos de estos productos pudieron encontrarse, por ejemplo, en eventos como la feria de seguridad Milipol de 2015 en París, donde podían adquirirse porras con púas o pesadas sujeciones para las piernas a pesar de que su importación en la UE o exportación a países terceros está prohibida.

El responsable de Omega Michael Crowley indicó que «cada año recabamos evidencias al descubierto de compañías que hacen publicidad de equipos de tortura en exhibiciones de seguridad como Milipol, o promocionando estos artículos en línea».

«Cada vez que hemos presentado nuestros hallazgos a Francia, Alemania y otros Estados miembros pidiéndoles que pongan fin a tales prácticas, se han opuesto», comentó.

Las organizaciones recuerdan que en octubre de 2015 el Parlamento Europeo hizo una propuesta específica para prohibir la publicidad comercial y la promoción de todos los artículos prohibidos por el mencionado reglamento, que «no fue aceptada por el Consejo de la UE» y es discutida actualmente a tres bandas por eurodiputados, los Estados miembros y la Comisión Europea.

EFE