EN VIVO NOTICIAS



Agentes de la Guardia Nacional rusa detienen a varios participantes durante una manifestación en apoyo al periodista de investigación ruso Ivan Golunov/ Foto:

Alrededor de 400 detenidos durante una marcha en Rusia

12/06/2019 | 10:03 am


RUSIA.- La Policía rusa detuvo hoy a más de 400 personas, entre ellos el líder opositor Alexéi Navalni, en una marcha no autorizada para denunciar casos fabricados para acallar a voces críticas, como el que sufrió el periodista de investigación Iván Golunov, finalmente liberado este martes por falta de pruebas.

La insólita campaña de solidaridad que ciudadanos y compañeros de profesión lanzaron en los últimos días en apoyo de Golunov -conocido por sus reportajes sobre la corrupción entre los altos funcionarios moscovitas- se trasladó hoy a las calles de Moscú, donde expresaron su hartazgo unas 1.200 personas, según la policía.

Inicialmente se esperaban unos 25.000 manifestantes en el centro de Moscú, pero ante a liberación de Golunov el martes y el hecho de que los organizadores no pudieron llegar a un acuerdo con la Alcaldía para garantizar la seguridad de los manifestantes en una jornada que coincidió además con un festivo, la cifra de asistentes fue finalmente muy inferior, según la policía..


Un hombre detenido por la Guardia Nacional rusa hondea una bandera nacional desde la ventana de un vehículo durante una manifestación en apoyo al periodista de investigación ruso Ivan Golunov/ Foto: EFE

La oficina del alcalde, Serguéi Sobianin, que sí autorizó una marcha para el próximo día 16, había pedido a los ciudadanos «que no sucumban a las provocaciones y se abstengan de participar en un evento no autorizado», según la agencia Interfax.

Las autoridades desplegaron un importante dispositivo policial antidisturbios, que detuvo a lo largo de la jornada a más de 400 personas, según el portal informativo OVD, especializado en el seguimiento de las detenciones.

La policía ha reconocido por ahora más de 200 arrestos.

Los agentes recurrieron a sus porras en algunos casos para reducir a los manifestantes, que, en cada detención, gritaban: «¡Vergüenza, vergüenza!», según pudo constatar Efe.

Entre los detenidos figuran varios periodistas, tanto rusos como extranjeros, e incluso algunos menores, según diferentes testigos.

También fue arrestado Navalni, quien ha sido acusado de violar las leyes que regulan los eventos públicos y que puede enfrentarse a hasta 30 días de arresto.

Las autoridades «me atribuyen haber organizado la marcha no permitida», escribió en Twitter, donde aseguró que las «detenciones masivas» son resultado del «temor terrible» del Gobierno a la «fantástica y unánime expresión de solidaridad en el caso Golunov».

EFE