EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La legendaria bailarina cubana Alicia Alonso, cortesía

Alicia Alonso celebra la danza como «arte y vida» en su día internacional

30/04/2018 | 07:23 am


LA HABANA.- La legendaria bailarina cubana Alicia Alonso celebró el «Día Internacional de la Danza» como una «fiesta» para esta expresión de «arte y vida» que para ella es además «natural y espontánea».

Alonso, de 97 años, envió un saludo por la fecha a la gala artística celebrada este domingo con motivo de la conmemoración en el Gran Teatro de La Habana que lleva el nombre de la prestigiosa artista, y que es la sede del Ballet Nacional de Cuba (BNC) bajo su dirección.

«La danza ha sido, es y será, para el pueblo cubano, una expresión natural y espontánea que brota desde lo más profundo de su espíritu y de su realidad corporal», señaló la bailarina y coreógrafa en el texto leído por el primer bailarín del BNC, Dani Hernández, durante la celebración, según citan medios locales.

Este año, Cuba fue escogida por primera vez por el Instituto Internacional del Teatro (ITI), para el acto central por el Día Internacional de la Danza, instituido por la Unesco en 1982, para recordar el natalicio del maestro y creador del ballet moderno Jean-Georges Noverre (1727-1810).

Alonso, que es «Embajadora de Buena Voluntad» de la Unesco, apreció «el entusiasmo y el impulso creativo» de personalidades de todo el mundo para «gloria de la danza», manifestación que «hunde sus raíces en la tradición, se expande por todas las épocas y transita por una amplia diversidad de caminos creativos».

El espectáculo tuvo como cabeza de cartel la interpretación de una suite del ballet «Don Quijote», un clásico del repertorio del Ballet Nacional de Cuba interpretado por primeras figuras como Viengsay Valdés, Patricio Revé, Ariel Martínez y Ginett Moncho.

El programa también incluyó a la compañía «Lizt Alfonso Dance Cuba» que presentó la obra «Latido», el Ballet Folclórico Nacional de la isla con danzas afrocubanas, y el colectivo Acosta Danza con la pieza «Twelve», del coreógrafo español Jorge Crecis.

EFE