EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



ola de coronavirus / Foto: Cortesía

Alemania afronta el inicio de una ola de coronavirus otoñal

30/09/2022 | 07:23 am


BERLÍN.- El ministro alemán de Sanidad, Karl Lauterbach, afirmó hoy que Alemania afronta ya el comienzo de una ola de coronavirus otoñal y llamó a aplicar las medidas disponibles para evitar «una situación adicional de estrés».

«Nos encontramos claramente al inicio de una ola otoñal e invernal, no sólo en Alemania, sino a nivel internacional», dijo el ministro en una rueda de prensa para analizar la evolución de la pandemia en el país.

Precisó que prácticamente en todo el mundo la variante actualmente problemática es la BA.5 y agregó que hay que asumir que será necesario combatir esta ola, que «no remitirá por sí sola».

Agregó que el coronavirus en estos momentos «no está tan en primer plano», con otras crisis más importantes, y agregó que depende de todos que siga siendo así, es decir, que la pandemia continúe siendo un tema destacado, pero no el dominante.

Señaló que habrá mucho que hacer para «evitar una situación adicional de estrés este otoño y este invierno» y subrayó la importancia de que las consecuencias de la guerra en Ucrania, «que ya son suficientemente duras», no se vean agravadas con infecciones por covid-19, una sobrecarga de las infraestructuras críticas y muchas bajas por enfermedad.

Lauterbach advirtió que el factor R de reproducción se situá en alrededor de 1,4, es decir, que cada cien infectados contagian de media a otras 140 personas, un valor «muy elevado», también en comparación con olas previas de la pandemia, subrayó.

Actualmente, la incidencia acumulada en el conjunto de Alemania se sitúa en 466,0 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en siete días, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada madrugada.

Las autoridades sanitarias verificaron 96.367 positivos en un día y 140 muertos, mientras que la cifra de casos activos confirmados asciende a unos 847.300.

No obstante, el ministro parte de una cifra de contagios real alrededor de tres veces mayor, entre otras razones porque muchas personas ya no confirman su contagio con una prueba PCR, la única que entra en las estadísticas.

Para contrarrestar esta nueva ola, Lauterbach apuesta por cuatro pilares.

Por un lado, a más tardar en dos semanas comenzará una nueva campaña de vacunación y se pretende, además, ampliar la distribución del medicamento Paxlovid para evitar un desarrollo grave de la enfermedad.

Asimismo, se mejorará la recogida de datos en un «radar» cuya primera versión puede consultarse ya en el portal del RKI y por último, los estados federados podrán aplicar medidas, cuando lo consideren necesario, en el marco de la ley de protección contra enfermedades infecciosas, cuya última modificación entra en vigor mañana.

«La pandemia todavía no ha acabado, a pesar de que nos encontramos en una situación favorable y estable», dijo por su parte el presidente del RKI, Lothar Wieler.

Recordó que actualmente circula una «variante moderada del virus», hay acceso a vacunas y terapias y la mayoría de la población se ha contagiado ya con el coronavirus.

EFE