EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Ai Weiwei expondrá su arte contestatario en la Royal Academy of Arts de Londres

El museo exhibe, a partir del día 19, varias obras creadas por el disidente chino tras su regreso a China en 1993, cuando empezó a trabajar con materiales tradicionales, como la madera, la porcelana, el mármol o el jade, para transmitir sus ideas

16/09/2015 | 08:54 am


ai wei weiLONDRES.- Con instalaciones elaboradas a partir de materiales antiguos o de desecho, el artista chino Ai Weiwei expone en la Royal Academy of Arts de Londres su arte más contestatario, con el que denuncia y desafía a las autoridades chinas.

A raíz de la gran transformación tecnológica que experimentaba su país, Ai recuperó materiales que eran desechados para construir instalaciones sin modificar su calidad original, como Mesa con dos patas en la pared, pieza con la que modifica la posición de una mesa antigua sin cambiar la materia prima.

635780058774571580wComo parte de esta serie con madera, Ai exhibe Grapes (uvas), una obra formada por 27 taburetes de la dinastía Ching superpuestos, pero que desafían la gravedad al crear una pieza de aspecto acrobático ya que solo un banquillo tiene contacto con el suelo.

En la sala más grande de la Royal Academy, Ai ha colocado una de sus instalaciones más famosas, la dedicada al terremoto que azotó la provincia de Sichuan en mayo de 2008 y que provocó numerosas víctimas, muchas de ellas niños, y graves daños materiales.

Asombrado por el alcance de la destrucción de unos colegios y la negativa de las autoridades chinas a facilitar información sobre las víctimas, Ai utilizó esta experiencia para crear una instalación a partir de 200 toneladas de barras de metal retorcidas que compró de manera clandestina para hacerlas transportar a su estudio en Pekín.

El comisario de la muestra, Adrian Locke, dijo que el arte de Ai representa “muchas cosas” y es “inmensamente original”, inspirado en el pasado de China, y también “muy político”.

A la vista del interés que Ai Weiwei generaba entre los artistas tras su regreso a China, las autoridades municipales de Shangai le pidieron en 1999 que construyera un estudio en el distrito de Jiading que ellas mismas financiarían, pero tras quedar completado las autoridades federales le comunicaron que se había hecho sin el permiso correspondiente y ordenaron su destrucción.

 

EFE