EN VIVO NOTICIAS



Actriz francesa Juliette Binoche

Abre una Berlinale plagada de Osos y con Binoche como imán mediático y jurado

06/02/2019 | 09:56 am


BERLÍN.- La Berlinale abrirá este jueves su desfile de 17 aspirantes a los Osos, una lista en que hay algunos nombres ya premiados en ediciones anteriores y sobre los que decidirá el jurado presidido por la actriz francesa Juliette Binoche.

La 69 edición del festival será la última con Dieter Kosslick en su dirección, quien tras 18 años al frente del cargo parece decidido a dejar como legado una sección a competición pletórica de mujeres cineastas y un eclipse total de cine estadounidense.

Siete de los filmes candidatos al Oso son dirigidos por mujeres, como la que inaugura el festival, la danesa «The Kindness of Strangers», de Lone Scherfig, la española «Elisa y Marcela», de Isabel Coixet, y la polaca «Mr Jones», de Agnieszka Holland.

El filme danés parte de una situación de violencia de género, el de Coixet de dos lesbianas determinadas a casarse, en la España del XIX, y el de Holland sobre el periodista Gareth Jones, quien ayudado de una colega del «New York Times» relata la devastación estalinista.

Actriz francesa Juliette Binoche

Las tres realizadoras son habituales de Berlín: la danesa ganó en 2000 un Oso de Plata con «Italian for Beginners» y fue otras dos veces a competición; para Coixet es la novena visita a la Berlinale como directora, además de haber formado parte de su jurado en 2009; Holland repite asimismo en la sección oficial.

Entre sus rivales masculinos hay una selección de ganadores del Oro en ediciones anteriores, encabezados por el turco-alemán Fatih Akin, quien se llevó el máximo premio en 2004 con «Gegen die Wand», su plataforma internacional, y ahora compite con «Der goldene Handschuh» -«The golden glove».

Asimismo lucha de nuevo por el Oro el maestro chino Zhang Yimou, tras haberlo ganado en 1988 con su mítico «Red Sorghum» y competido en otras cinco ocasiones.

También lo harán sus compatriotas Wang Quan’an, triunfador en 2007 con «Tuya’s marriage» y jurado en 2017, y Wang Xiaoshuai, Gran Premio del Jurado en 2001 con «Shi qi sui dan che».

El francés François Ozon, otro amigo del festival berlinés que ha defendido tres películas en esa plaza e integrado su jurado, buscará su suerte con «Grâce à Dieu», basada en hechos reales y alrededor del tema poderoso de los abusos sexuales en la iglesia católica.

Otro regreso es el d Hans Petter Moland, quien defenderá «Out stealing horses», interpretado por uno de los actores preferidos del director noruego y también del festival, Stellan Skarsgard.

Competirán con nombres menos consagrados, como la austríaca Marie Kreuzer, la macedonia Teona Strugar Mitevska o las alemanas Angela Schanelec y Nora Fingscheidt, o realizadores galardonados en otros festivales, como el turco Emin Alper, el italiano Claudio Giovannesi y los israelíes Yuval Adler y Nadav Lapid.

Las presencias más mediáticas acuden al margen la lucha por los Osos: la actriz británica Charlotte Rampling, que recibirá el Oso de Honor por el conjunto de su carrera, o la misma Binoche, como presidenta de un jurado del que también forma parte el director chileno Sebastián Lelio y la actriz alemana Sandra Hüller.

Catherine Deneuve estará de nuevo en Berlín al frente de «L’adieu à la nuit», de André Téchiné, que se exhibe fuera de concurso, lo mismo que «Marighela», del brasileño Wagner Moura, quien estuvo en el festival como actor de «Tropa de Elite», Oso de Oro de 2008.

Se espera asimismo sobre la alfombra roja a Christian Bale al frente de «Vice» («El vicio del poder»), única producción estadounidense de la sección oficial, aunque fuera de competición, además de «Amazing Grace», un documental con material no editado hasta ahora sobre Aretha Franklin.

La dosis de estrellato y rostros familiares sobre la alfombra roja está asegurada, sea o no entre las aspirantes a los Osos, una selección lógicamente reducida para un festival en que, a lo largo de sus diez días de existencia, se proyectarán 400 filmes.

La Berlinale

La Berlinale se define como un festival ciudadano y popular, donde se ponen a la venta unas 300.000 localidades, tanto para la sección oficial como para las paralelas de Panorama, Forum, Generation, homenajes, retrospectivas, cine culinario, series, cine indígena, Talents o Perspectiva del Cine alemán.

Las proyecciones tienen lugar en 27 salas de toda la ciudad, sea el Berlinale Palast y cines vecinos o en lugares algo más recónditos, incluido un pase en las dependencias de cárcel de hombres de Plötzensee, en el ciclo de Cine de Barrio.

EFE/SPLL