EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Expresidente de Nissan Carlos Ghosn

Abogado de Ghosn expresa frustración y comprensión por fuga de empresario

04/01/2020 | 06:49 am


TOKIO.- Uno de los abogados nipones del expresidente de Nissan Carlos Ghosn dijo este sábado que se ha sentido furioso y traicionado por su fuga de Japón, pero mostró su comprensión ante la decisión y su temor a no tener un juicio justo en el país.

«Mi cliente Carlos Ghosn salió de Japón el 29 de diciembre de 2019, ignorando las condiciones de su libertad bajo fianza», empieza el texto publicado hoy en el blog personal de Takashi Takano, uno de los abogados del exdirectivo, que estaba esperando el inicio del juicio por las irregularidades financieras de las que se le acusa.

Cuando la mañana de la víspera de Año Nuevo Takano supo por las noticias que Ghosn había huido al Líbano, primero sintió «una ira intensa», según relató en un texto en el que recoge varias conversaciones con el expresidente, nacido en Brasil, de una familia de origen libanés y que también cuenta con nacionalidad francesa.

«Me sentí traicionado. Pero cuando recordé cómo había sido tratado por el sistema judicial de este país, la ira se movió en una dirección diferente», escribió Takano. «Ciertamente me han traicionado. Sin embargo, no es Carlos Ghosn quien lo ha hecho».

En el texto, el abogado nipón describe las estrictas condiciones de la libertad bajo fianza a la que estaba sujeto Ghosn y reproduce supuestas conversaciones con el empresario en el que le expresa su temor a no obtener un juicio justo en Japón.

«Desafortunadamente, los acusados criminales no pueden esperar un juicio justo en este país. El juez no es un poder independiente. Es parte de una burocracia. Los medios de comunicación japoneses son sólo una agencia de relaciones públicas de la Fiscalía. Sin embargo, muchos japoneses no son conscientes de ello», asegura que le dijo.

Ghosn, de 65 años, fue captado por última vez abandonado su actual residencia en Tokio por las cámaras de vigilancia 24 horas que habían sido instaladas como parte de las condiciones de su libertad bajo fianza. Aunque las cámaras filmaban todo el día, las imágenes se presentaban ante el juez solo el día 15 de cada mes.

El expresidente de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi abandonó clandestinamente Japón en varios jets privados y apareció el martes en Beirut, desde donde alegó que estaba escapando de la «injusticia» del sistema judicial japonés y de la «persecución política».

Según el texto publicado hoy por Takano, Ghosn cuestionó varias veces el sistema nipón desde que fuera detenido a finales de 2018 y le preguntó en repetidas ocasiones si podía esperar un juicio justo.

«Sus preguntas y ansiedad parecían haber crecido a medida que avanzaba el proceso», relata el letrado en el texto. «Se sentía desesperado, entre otras cosas, por las condiciones de la fianza, que violaban claramente la Carta Internacional de Derechos Humanos».

La frecuencia de las presuntas de Ghosn «disminuyó gradualmente», dijo Takano.

La última vez que el japonés vio al empresario fue en la víspera de Navidad, cuando estuvo presente en una videollamada entre Ghosn y su esposa, Carole, fuertemente restringidas y vigiladas por el juez.

Takano reconoció que la mayoría de los acusados no podrían escapar como Ghosn, pero que si tuvieran sus recursos financieros y conexiones, «al menos habrían pensado en intentarlo».

«Es una conclusión solitaria y decepcionante. Debería haber una conclusión diferente», dijo el abogado, que aseguró que nunca antes se había sentido tan decepcionado por el sistema judicial japonés, al que acusó, desde su opinión personal y no como abogado -matizó- de una actuación «brutal» y «criminal» en el caso.

EFE/SPLL