EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto archivo

A la caza de los neutrinos

RED-100, así se llama el artefacto con el que los físicos de la Universidad de Ingeniería y Física de Moscú confían registrar la interacción de los neutrinos en núcleos atómicos pesados, pronosticada por el modelo estándar de la física de partículas

07/11/2015 | 10:04 am


MOSCÚ.- Un grupo de físicos rusos ha diseñado un detector de neutrinos con el que planea demostrar experimentalmente el efecto de dispersión coherente de estas partículas, que de confirmarse supondría un avance revolucionario, en particular, en las medidas de seguridad de las instalaciones nucleares.

RED-100, así se llama el artefacto con el que los físicos de la Universidad de Ingeniería y Física de Moscú (MEPhi, por sus siglas en inglés) confían registrar la interacción de los neutrinos en núcleos atómicos pesados, pronosticada por el modelo estándar de la física de partículas, pero que hasta ahora no ha sido demostrada.

«Se trata de una interacción muy rara, que tiene que ver con la emisión de cantidades muy pequeñas de energía, que con las tecnologías habituales son imposibles de detectar», dice el subjefe del laboratorio de física experimental de la MEPhi, Alexandr Bolozdynia.

El experimento forma parte del proyecto de cooperación internacional «Coherent», en el que participan más de 60 físicos de varios países, principalmente rusos y estadounidenses, y que se llevará a cabo en el Laboratorio Nacional de Oak Ridge (EEUU).

«Oak Ridge cuenta con acelerador de neutrones único en su género, pues es la mayor fuente de emisión de neutrinos más intensa del mundo. No hay mejor lugar para realizar nuestro experimento», explica el físico ruso, que se muestra confiado en que con el RED-100, que emplea xenón líquido, se podrá confirmar la existencia del efecto de propagación coherente de los neutrinos.

Asegura que todas las simulaciones en ordenador han sido exitosas y lo único que resta es realizar el experimento práctico, aunque advierte de que sus resultados podrían diferir de lo que señala el modelo estándar de la física de partículas.

«Sospechamos que si tenemos éxito en el experimento, el efecto no será exactamente como predice la teoría. Y de ser así, sería todavía muy interesante, pues significaría que saldríamos de los marcos del mundo que conocemos», dice el físico nuclear.

En este sentido, destacó que precisamente la comprobación experimental del modelo estándar de la física de partículas es uno de los recursos clave para ampliar el conocimiento.

«Si conseguimos medir el efecto, sabremos hasta qué punto comprendemos la física: o entramos en terreno ignoto o nos mantenemos dentro de los actuales límites de lo conocido», sostiene.

El efecto de dispersión coherente de los neutrinos tiene un papel muy importante en la evolución de las estrellas supernova y, en general, en la evolución del universo.

«Si el efecto no se ajusta a la teoría, nuestra visión del universo será completamente distinta», advierte Bolozdynia.

Entre las aplicaciones prácticas del efecto de dispersión coherente de neutrinos, el científico destacó el control del estado de los reactores nucleares.

EFE