domingo, julio 21, 2024
- Publicidad -

Sea-Eye 4 rescata a 231 migrantes en 5 misiones en 24 horas en el Mediterráneo central

- Advertisement -

ROMA.- El barco humanitario Sea-Eye 4 rescató a 231 migrantes en cinco misiones en 24 horas en aguas del Mediterráneo central, entre ellos una madre que se encontraba con su bebé y una mujer embarazada de nueve meses, y este martes se dirige al puerto de Génova (norte), a dos días de travesía, indicó la ONG.

Los rescates comenzaron en la tarde del pasado domingo, cuando el navío recibió una llamada de emergencia de ‘Alarm Phone’, una línea de teléfono para la localización de embarcaciones varadas en el Mediterráneo, y evacuó a 46 personas que estaban «en peligro» en un bote hinchable, explicó Sea-Eye en un comunicado.

Horas más tarde, el barco recibió otro aviso sobre un segundo bote que «perdía aire y estaba parcialmente lleno de agua», por lo que los rescatistas distribuyeron chalecos salvavidas para los 60 tripulantes, entre los que se encontraba una madre con su bebé.

En la madrugada del lunes 8 julio, procedieron al rescate de una embarcación de fibra de vidrio en el que viajaban 10 personas y horas después acudieron a rescatar a otras 58 personas en un barco de madera «abarrotado que ya había sido inundado por el agua».

Asimismo encontraron otro barco hinchable en peligro con 57 personas a bordo, entre ellas la mujer embarazada, que fueron entregadas a la Guardia Costera italiana, que se encargó de trasladarlas a tierra firme.

«Cinco rescates en 24 horas: esto demuestra el estado de emergencia que existe actualmente en el Mediterráneo y lo importante que es que estemos allí para salvar vidas humanas», señaló Gorden Isler, presidente de la organización, que también protestó por la política de ‘puertos lejanos’ para las ONG de rescate del Gobierno de la ultraderechista Giorgia Meloni.

Las autoridades italianas han asignado el puerto de Génova (norte) para el desembarco de los migrantes, algo que, según la organización, les hace «perder» un «tiempo valioso en la zona de búsqueda y rescate».

«Teníamos a bordo una mujer embarazada que necesitaba atención médica urgente. Muchos de los rescatados han pasado días en el Mediterráneo y están débiles y gravemente deshidratados», denunció Ayesha Sattar, médico de operaciones en el Sea-Eye 4.

Y añadió que «algunos sufren quemaduras por combustible, es decir, que se producen cuando la gasolina se mezcla con agua de mar y luego entra en contacto con la piel humana».

El Sea Eye 4 se dirige ahora al puerto de Génova, el más importante de Italia, a unas 600 millas náuticas y donde espera llegar el 11 de julio, con los 174 migrantes rescatados en los cuatro primeras operaciones de salvamento.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -