viernes, julio 19, 2024
- Publicidad -

A JK Rowling le costará votar laborista por abandono de las mujeres frente al transgénero

- Advertisement -

LONDRES.- La escritora británica JK Rowling, creadora de la saga de Harry Potter, dice que «le costará» votar laborista en las elecciones del 4 de julio en el Reino Unido al considerar que el partido «ha abandonado a las mujeres que defienden sus derechos» en el debate sobre los transgénero.

JK Rowling

Rowling, antigua donante del Partido Laborista -favorito a ganar los comicios-, argumenta en un artículo publicado este sábado en ‘The Times’ que la formación bajo el liderazgo de Keir Starmer ha dejado de lado a las que, como ella, opinan que «un hombre no se convierte en mujer solo porque se declare como tal».

Estas mujeres se oponen a la autocertificación de los transgénero por los efectos que puede tener en los derechos que tanto ha costado obtener al sexo femenino, aduce.

«Luchan por otras mujeres y niñas vulnerables, por espacios diferenciados por sexo, por el derecho a hablar de nuestros propios cuerpos como queramos y a conservar la capacidad de llamar a un hombre ‘hombre’, sin lo cual no es posible ningún análisis o activismo en torno a las cuestiones y desigualdades basadas en el sexo», escribe.

La autora critica a Starmer por no apoyar a la exdiputada laborista Rosie Duffield -que, como Rowling, ha recibido amenazas de muerte- cuando dijo que solo las mujeres «tienen cuello uterino». Starmer declaró durante la polémica que eso «no era correcto y no debería decirse». Más recientemente, ha admitido que biológicamente las mujeres tienen vagina y los hombres pene.

La escritora lamenta que Starmer quisiera dictar lo que las mujeres «pueden decir sobre sus propios sistemas reproductivos».

«Para las mujeres de izquierda como nosotras, el asunto nunca ha sido que las personas trans puedan disfrutar de los mismos derechos que el resto de ciudadanos y sean libres de presentarse e identificarse como quieran. Se trata del derecho de las mujeres y las niñas a hacer valer sus límites. Se trata de la libertad de expresión y la verdad observable. Se trata de esperar, con esperanzas menguantes, a que la izquierda despierte al hecho de que su perezosa adopción de una ideología cuasi religiosa está teniendo consecuencias calamitosas», afirma.

Rowling dice que mantendrá «una pobre opinión» de Starmer «si decide prevaricar y ser condescendiente en lugar de abordar las preocupaciones (de las mujeres), si continúa insistiendo en que los más vulnerables deben abrazar sus creencias de lujo, sin importar el costo para ellos mismos».

La escritora ha contribuido al recopilatorio de ensayos ‘The Women Who Wouldn’t Wheesht’, en el que un conjunto de mujeres de Escocia analizan las áreas en que consideran sus derechos amenazados.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -