miércoles, mayo 29, 2024
- Publicidad -

Crystal Palace le dio otro duro golpe a la moral de Liverpool

- Advertisement -

Londres.- Crystal Palace dio la campanada este domingo al aprovecharse de un alicaído y muy inefectivo Liverpool para superarlos 0-1 y alejarlos de la pelea por la Premier League.

Después del desastre ante Atalanta el pasado jueves (derrota 0-3) y la promesa de Klopp de que el equipo mejoraría, no pudo empezar peor el partido para Liverpool, que a los trece minutos recibió otro gol en Anfield.

Mitchell, con mucha facilidad desde la línea de fondo, encontró solo dentro del área a Eberechi Eze, que solo tuvo que acomodar el pie para hacer el 0-1.

El golpe pudo ser aún peor minutos después, cuando Virgil Van Dijk quiso homenajear el terrible resbalón de Steven Gerrard y se cayó a la hora de perseguir a Mateta.

El delantero llegó solo hasta el mano a mano y picó la pelota ante Alisson. En la línea de meta y con la tecnología haciendo su trabajo, Robertson evitó el 0-2 por centímetros.

Entonces se produjo el torrente de ocasiones del Liverpool, que tuvo embotellado al Palace. Endo se topó con el larguero en una carambola dentro del área y Luis Díaz, de tijera, se estampó en Dean Henderson después de un gran centro de Robertson.

Con un Mohamed Salah desaparecido y un desacertado Darwin Núñez, lo cierto es que el Palace pudo hacer más goles a la contra, pero ni Eze ni Michael Olise estuvieron inspirados y permitieron que los ‘Reds’ se volcaran aún más en la segunda mitad.

Entonces dio la sensación de que no había forma de marcar para los de Jürgen Klopp, porque tuvieron oportunidades de todos los colores.

Darwin voleó, a bocajarro desde la frontal del área pequeña, un balón suelto y se estrelló en una rodilla de Henderson, el gran héroe de la tarde para el Palace de Oliver Glasner. Szoboszlai le dejó un gol hecho a Diogo Jota, despejando de la ecuación a Henderson y permitiendo al portugués rematar a portería vacía, con solo un defensa por delante. De forma inexplicable, Jota tiró al cuerpo de Clyne y el Palace se volvió a salvar.

Entre tanto, los londinenses pudieron hacer el 0-2, pero el grifo de los goles seguía cerrado. Mateta, con todo a favor en un balón muerto en el área pequeña, recibió un paradón a bocajarro de Alisson, que tiró de reflejos y despejó el remate con el guante derecho.

Volvió a la carga el Liverpool, a la contra, con Curtis Jones, que se plantó delante de Henderson y disparó fuera.

No se lo podía explicar nadie en Liverpool, como tampoco pudieron dar crédito a que, ya en el tiempo añadido, Mitchell evitara, casi sin querer, el 1-1 de Salah en un remate de nuevo en el área pequeña.

Pero no hubo milagro de remontada, el Liverpool pierde fuelle en la pelea por la Premier y se queda a dos puntos del City y empatado con el Arsenal, que aún tiene que jugar contra el Aston Villa.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -