martes, julio 23, 2024
- Publicidad -

El regreso de Messi no le fue suficiente al Inter Miami

- Advertisement -

CARACAS.- Lionel Messi regresó este sábado a las canchas con Inter Miami y anotó un gol en el empate 2-2 contra Colorado Rapids en la octava jornada de la MLS.

Messi tan solo necesitó doce minutos para anotar en su regreso luego de recuperarse de una lesión muscular, que le hizo perder cuatro partidos del Inter Miami, en los que su equipo solo sumó cuatro puntos, y la concentración de la selección argentina.

El campeón del mundo igualó un gol inicial de Rafael Navarro y Leonardo Afonso le dio ventaja 2-1 al Inter Miami, pero un tanto de Cole Bassett en el 88 amargó la noche al equipo de Gerardo ‘Tata’ Martino.

Volvió a la lista Messi por primera vez desde el pasado 14 de marzo, cuando sufrió una sobrecarga muscular, pero comenzó el partido en el banquillo junto a Luis Suárez, Sergio Busquets y Jordi Alba.

Messi se levantó del banquillo para calentar ya en la primera mitad, provocando la ovación del público del Chase Stadium, pero para el Inter Miami esa fue la única razón de alegría en la primera mitad.

Porque pese a atacar más y crear más peligros, el club de Martino perdió a Campana por una lesión muscular en el muslo derecho a los 40 minutos y, pocos segundos después, recibió el gol de la ventaja visitante.

Cabral realizó un gran regate en el área de penalti y fue derribado. El árbitro no dudó en pitar la pena máxima y Navarro la transformó para dar ventaja a los Rapids. Su disparo fue el único de la primera mitad para el equipo de Colorado.

Llegó la hora de Messi tras el descanso y el impacto del argentino fue casi inmediato. En el 57, recibió una asistencia de Negri y remató con la zurda desde fuera del área. El remate, desviado por un defensa, acabó sorprendiendo al meta y terminó al fondo de las mallas tras tocar en el poste.

Fue un golpe psicológico para los Rapids, que recibieron apenas dos minutos después el 2-1, obra de Afonso tras rematar a placer un centro raso colocado por Ruiz.

Aun sin aumentar los ritmos, Messi creó peligros cada vez que tenía posesión del balón y asustó a los Rapids en el 74, cuando lanzó una falta directa desde los 25 metros que acabó fuera por poco.

Martino dio paso también a Busquets y a Alba y el Inter Miami saboreaba los tres puntos, pero en el 88 los Rapids consiguieron la igualada de la mano de Cole Bassett, quien superó al meta Drake Callender con un disparo de zurda dentro del área.

Fue un disgusto para el Inter Miami, que acabó con Alba y Weygandt amonestados en el tiempo añadido, a cuatro días de la trascendental visita al Monterrey en la ConcaChampions, en la que deberán remontar el 1-2 adverso de la ida.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -