sábado, mayo 25, 2024
- Publicidad -

Milan sumó su séptimo triunfo seguido en la liga

- Advertisement -

Roma.- Milan doblegó este sábado al Lecce por 3-0 para celebrar un nuevo triunfo en la Serie A, que aumentó su confianza de cara a la Europa League.

Ya son siete victorias consecutivas entre la liga y Europa para el Milan de un Stefano Pioli -ocho partidos seguidos sin perder-, que parece haber encontrado la estabilidad tras una temporada llena de altibajos.

El 4-2-3-1 que introdujo a principios de 2024 está completamente asentado en San Siro y los jugadores lo interpretan a la perfección, pero ha encontrado el Leao-Pulisic-Chukwueze por detrás de Giroud su mejor versión.

Theo y Leao mantienen el dominio por banda izquierda como de costumbre, pero en el centro del campo, al equilibrio que proporcionan Reijnders y Adli, fijos en el once, se le suma la calidad de Pulisic, un refuerzo de lujo que está superando todas las expectativas que desató su fichaje en verano de 2023.

Y es que el estadounidense acumula ya 10 goles y seis asistencias en Serie A, además de dos tantos y un pase gol en la Europa League y una diana en Champions.

El último en el campeonato doméstico, en este duelo ante Lecce, fue un zurdazo desde la frontal del área al que Falcone no pudo llegar pese a su estirada y que colocó al Milan por delante en el minuto 6 de encuentro.

El gran momento de los ‘rossoneri’ no se entiende sin un jugador como Pulisic, que ha permitido que el peso de la ofensiva no recaiga solo en Leao.

La presencia del estadounidense, así como la de Chukwueze por el perfil diestro, ha liberado al extremo luso de la excesiva atención defensiva que recibía antes y le permite gozar ahora mejores oportunidades para hacer más daño, siendo también decisivo en cada partido.

La tempranera fiesta en San Siro se mantuvo durante todo el primer acto y Giroud quiso sumar su grano de arena con un testarazo en un saque de esquina en el minuto 20.

Solo Joan González estuvo a punto de chafar el buen momento ‘rosoneri’ con un remate de cabeza que se estrelló en el larguero.

Pero la mala suerte se cebó con el Lecce, que pasó del posible 2-1 a terminar la primera parte con un jugador primero tras la roja directa que recibió Krstovic por una entrada a destiempo, inintencionada al no estar mirando al jugador y con el balón en aire, pero que impactó directamente en las costillas de Chukwueze.

El segundo tiempo fue un mero trámite para los milanistas. Tenían el partido en su mano y Leao se encargó de sentenciar antes de la hora de partido. El luso aprovechó un pase en profundidad e Adli para correr y definir solo ante Falcone. Nadie puede pararle con espacios, es su especialidad.

Desatado el combinado de Pioli, quiso Theo sumarse al festival goleador con un zapatazo desde fuera del área, pero el larguero se interpuso en su camino. Nada pudo hacer Lecce para intentar salvar el duelo con un jugador menos.

Milan ya piensa en la Europa League y su duelo ante la Roma en San Siro al que llegará con la confianza por las nubes.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -