jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

ONU Derechos Humanos condena ataque contra indígenas colombianos y pide que se les proteja

- Advertisement -

BOGOTÁ.- La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó este domingo el ataque de una disidencia de las FARC contra indígenas del pueblo nasa en el departamento del Cauca (suroeste), que dejó tres personas heridas, y pidió al Estado dar garantías y protección a esa comunidad.

El ataque fue perpetrado el sábado por la columna Dagoberto Ramos del Estado Mayor Central (EMC), la mayor disidencia de las FARC, en el caserío de La Bodega del municipio de Toribio (Cauca).

«ONU Derechos Humanos condena el ataque armado perpetrado directamente contra la población indígena, ayer (sábado), 16 de marzo, en el territorio del pueblo Nasa de Toribío, por parte de integrantes de un grupo armado no estatal», señaló ese organismo en su cuenta de X.

La información recibida por ONU Derechos Humanos señala que «integrantes del grupo armado tomaron a un menor de edad, comunero de Toribío, y la comunidad indígena reaccionó exigiendo al grupo armado respetar la integridad y la vida del joven y dejarlo en libertad», y los disidentes respondieron abriendo fuego contra ellos.

«El ataque armado indiscriminado del grupo contra la población» dejó gravemente heridos a Carmelina Yuli Paví, guardia y lideresa del pueblo Nasa de Toribío, y al comunero Rodrigo Ul Musicué, señala el organismo, información que coincide con la de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), que agregó que el tercer herido es Edgar Tumiñá, que fue rozado por una bala.

La Oficina de la ONU Derechos Humanos recordó que este ataque ocurrió «en un territorio y contra una comunidad con medidas colectivas de protección de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos)».

«ONU Derechos Humanos exige a los actores armados no estatales el respeto incondicional de la vida y demás derechos y libertades fundamentales de la población y el respeto de los derechos a la autonomía, gobierno propio y jurisdicción de los pueblos indígenas, agregó la información.

De igual forma, recordó al Gobierno colombiano que aunque el diálogo con actores armados, como el que se lleva a cabo con el EMC, «puede contribuir a mejorar la situación en los territorios, el Estado es el garante de los derechos humanos y su prioridad es reforzar su capacidad de respuesta en materia de protección y prevención ante graves situaciones».

El presidente colombiano, Gustavo Petro, aseguró este domingo que el ataque en Toribío supone una violación al cese el fuego bilateral vigente entre el Gobierno y el EMC, con el que se lleva a cabo una negociación de paz.

«Con este hecho, el EMC del Cauca viola el acuerdo de cese al fuego», expresó el mandatario en la red social X.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -