sábado, mayo 25, 2024
- Publicidad -

‘Pecco’ Bagnaia aspira a defender su trono en la MotoGP

- Advertisement -

Madrid.- Francesco ‘Pecco’ Bagnaia se perfila como el solvente defensor de la corona de MotoGP, cuando este fin de semana dé comienzo el campeonato con la disputa del GP de Qatar.

Bagnaia, seguramente pletórico tras renovar por dos temporadas con Ducati, ha sabido ‘contemplar’ la situación en todo momento para asestar el golpe definitivo en la tabla de tiempos con eficacia en cada una de las sesiones de pretemporada.

Una pretemporada en la que Jorge Martín (Ducati Desmosedici GP24) volvió a demostrar que será el perfecto aspirante a luchar por el título del italiano, aunque seguramente no el único.

Martín ‘aguantó el tipo’ hasta el final de la pasada temporada y sólo un neumático defectuoso en la penúltima carrera, precisamente en Lusail, le apeó de la pelea por el título, en la que este año contará con un nuevo compañero de equipo, Franco Morbidelli, que le puede hacer la vida más complicada.

Y nadie puede dejar fuera al ocho veces campeón del mundo, Marc Márquez, que centró todo su trabajo en ‘conocer’ la Ducati Desmosedici GP23, después de once temporadas con la Honda RC 213 V.

Volvamos al principio. ‘Pecco’ Bagnaia demostró la solvencia típica de los grandes campeones, realizando en todo momento su trabajo de puesta a punto para sacar en los instantes necesarios su genialidad y habilidades sobre la moto.

Con esos mimbres resulta complicado no considerar al campeón italiano como el principal referente de la categoría para una intensa temporada 2024, que contará con al menos 21 grandes premios, tras la cancelación por razones internas del país, la carrera de Argentina.

Frente a Bagnaia, en busca de arrebatar su título, estará en primera instancia Jorge Martín, que ya fue su rival el año pasado, pero es más que probable que a él se una el también italiano Enea Bastianini, compañero de ‘Pecco’ en la escudería oficial de Ducati.

‘La Bestia’ no estuvo demasiado afortunado el pasado año debido a las lesiones, pero durante la pretemporada dio ‘señales’ bastante convincentes de sus posibilidades sobre la nueva GP24 del fabricante radicado en la localidad italiana de Borgo Panigale.

A esa ‘lista’ de aspirantes hay que unir, desde el principio por lo visto tanto en los entrenamientos de Sepang (Malaysia) como en los de Lusail (Catar), a los pilotos oficiales de Aprilia, los españoles Maverick Viñales y Aleix Espargaró.

Ambos han dejado claro con su rendimiento en unas u otras sesiones de pruebas, que el fabricante italiano de Noale ha dado un paso adelante en la evolución de su prototipo de carreras, y sólo queda por demostrar que mediada la campaña no ‘aflojarán’ como en temporadas anteriores.

Volviendo sobre Marc Márquez, su pretemporada la ha querido desarrollar desde el anonimato, más bien de manera discreta para hacer su trabajo de evolución y adaptación a la nueva moto sin ningún sobresalto y si algo quedó claro es que el ocho veces campeón del mundo ha logrado muy buen ritmo tanto en Sepang como en Lusail, dejando para un ‘segundo plano’ la pelea por la vuelta rápida.

Márquez tiene todo lo necesario para convertirse en uno de los grandes protagonistas de la temporada, aunque él siempre ha preferido mantener ese ‘perfil bajo’ que le permite alejarse de los ‘focos mediáticos’ para hacer un intenso trabajo con una moto completamente nueva para él, pero a la que cada vez se muestra más adaptado y, el hecho de que sea la moto campeona del pasado año, permite llegar a esta conclusión.

Marc Márquez tendrá un apoyo importante en su hermano y compañero de equipo, Alex Márquez, que el año pasado ya dio muestras de poder conseguir grandes resultados y en 2024, por su mayor adaptación al equipo y la moto, y quizás también por la presencia de Marc en el equipo, debiera dar un paso adelante en la clasificación.

Los siguientes en ‘litigio’ deberían ser los pilotos oficiales de Yamaha, el francés Fabio Quartararo, campeón del mundo en 2021, y el español Alex Rins, aunque su pretemporada ha estado protagonizado por algunos altibajos, con alguna de ‘cal’ y otras de ‘arena’.

Tanto Quartararo como Rins han reconocido que la nueva YZR M 1 cuenta con un motor más potente y veloz, pero deben mejorar la estabilidad y aerodinámica de la moto para lograr un mayor rendimiento a la hora de afrontar las curvas y en el paso por las mismas.

El fabricante austríaco de Mattighofen, con sus dos marcas, KTM y Gas Gas, debería ser otra de las sorpresas de la temporada, pues a lo largo de las últimas temporadas ha demostrado estar cada vez más cerca de las potencias mecánica de la categoría y sólo les falta una mayor continuidad en la pelea por el podio.

En KTM contarán nuevamente con los servicios del surafricano Brad Binder y el australiano Jack Miller, siempre entre los mejores pero muy irregulares a la hora de ‘firmar’ resultados excepcionales.

En Gas Gas continuará un año más Augusto Fernández y, para ponerle las cosas difíciles desde el principio, estará el campeón del mundo de Moto2 en 2023, el español Pedro ‘Tiburón’ Acosta.

El ‘Tiburón’ del Puerto de Mazarrón, el único debutante en la categoría de MotoGP para 2024, ha demostrado una rápida adaptación a su nueva moto y también mucha velocidad ya desde los primeros minutos de la pretemporada, pero todavía le queda mucho por crecer y, como Marc Márquez, ha intentado en todo momento mantener un ‘perfil bajo’ para hacer su trabajo de adaptación y evolución con la RC 16 de la mejor manera posible.

Otro cantar serán, nuevamente, los pilotos de Honda. El prototipo dela RC 213 V de 2024 ha mostrado ‘algunas cosas’, pero no lo suficiente como para dar ese paso adelante para estar con los mejores que parece les va a costar bastante, máxime si se tiene en cuenta el rendimiento de sus dos representantes oficiales, el español Joan Mir, campeón del mundo de MotoGP en 2020, y el italiano Luca Marini.

El más rápido entre los pilotos de Honda acabó siendo un veterano de la categoría y doble campeón del mundo de Moto2, el francés Johann Zarco, que en 2024 formará junto al japonés Takaaki Nakagami en la escudería Honda del italiano Lucio Cecchinello.

Otra de las escudería privadas de la categoría, la nueva Trackhouse Aprilia, en la que se encuentran el portugués Miguel Oliveira y el español Raúl Fernández, han mostrado un cierto potencial en los entrenamientos invernales, que deberán refrendar cuando el próximo fin de semana comience la competición en Lusail.

Esa misma oportunidad tendrán los pilotos del equipo de Valentino Rossi, los italiano Marco Bezzecchi y Fabio di Giannantonio, que en 2023 ya demostraron contar con el potencial mecánico y las habilidades necesarias para pelear por la victoria en no pocas ocasiones.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -