viernes, abril 12, 2024
- Publicidad -

Carlos Rengifo: El venezolano que desafía la gravedad cada segundo

- Advertisement -

CARACAS.- Carlos David Rengifo Ibarra tuvo una infancia marcada por la delincuencia del sector de Los Bloques Grandes de Caucagüita, parroquia Petare, donde vivía.

A pesar de las amenazas que recibió a los siete años de edad y el maltrato físico, desde ese día sintió que «no quería vivir con miedo».

Su madre, María Ibarra Machado, sintió el deseo de alejar a su hijo de bandas antisociales, y lo inscribe en una academia de Kung-fu, ubicada por San Martín.

A partir de este hecho, nació «Skywalker: El caminante del cielo», en la imaginación de este venezolano que practica parkour desde hace más de 10 años en Venezuela.

Sus acercamientos hacia esta disciplina deportiva comenzaron en su adolescencia. La curiosidad y la aventura, jugaron un papel importante en los inicios de este joven que exploraba lo que era combinar los saltos con los movimientos de las artes marciales.

Durante años de entrenamiento comenzó a escalar edificios sin ningún tipo de protección; solamente haciendo uso de sus manos. Saltos mortales, equilibrio, «handstand» (pararse de manos) y acrobacias con bicicletas, ha realizado desde las alturas.

Pasión por el Parkour

@EsJeanGonza

El Parkour es una disciplina deportiva que consiste en desplazarse de un punto a otro superando todo tipo de dificultades y obstáculos. Se puede realizar tanto en espacios rurales como ambientes urbanos.

Los atletas que lo practican adquieren fuerza, destreza, agilidad mental, resistencia en el cuerpo, coordinación, mayor concentración y amplitud para detallar el espacio que lo rodea.

Saltar muros, hacer equilibrio, trepar paredes, realizar acrobacias, sortear obstáculos, son algunas de las cosas que realizan los deportistas.

Este deporte fue creado por el militar francés Raymond Belle y posteriormente por su hijo David Belle y su grupo de amigos, los autodenominados Yamakasi, a finales de la década de los 80.

Carlos se inició formalmente en este deporte a los 18 años de edad, tras empezar a salir de su hogar para practicar en parques.

¿Qué significa el Parkour para ti?

– A los 15 años visité el Parque del Este y pude ver a personas que saltaban, pero no sabía qué era. Después busqué en internet cosas referentes a jóvenes saltando y descubrí lo que era el parkour. Investigué los movimientos y ejercicios. Así comencé a entrenar por mi cuenta, reunirme con compañeros en el Parque del Este, pero cada quién tenía su espacio. Empecé con los saltos ligados a las artes marciales.

¿Qué te ha dejado este deporte?

-El parkour me ayudó a salir de la tristeza, ser empático, tener paciencia. Me ha ayudado a conocerme, a controlar mis emociones, drenar, saber mis límites».

El miedo, ¿el antagonista?

El miedo es una emoción innata en el ser humano,  que se activa en situaciones de peligro que pueden ser reales o imaginarias.

Precisamente el miedo no ha sido problema para este hombre de 30 años de edad que ha tenido que codearse cara a cara con esta sensación en las alturas.

Escribes en redes sociales una frase que dice: «Mi vida es como una película», ¿El antagonista de esa película sería el miedo?

– Sí, el miedo ha sido un maestro para mí, ha sido una enseñanza. Cuando por primera vez hice esto, el miedo me paralizó. El miedo te paraliza o te activa, puede incluso borrar tu memoria. Yo ya conozco el miedo.

El Complejo de Parque Central, la Torre Confinanzas o «Torre de David», los techos rojos de la Colonia Tovar, suspensión en grúas de construcción y escaladas en puentes, han sido varias de las hazañas de este criollo.

Rengifo tiene el deseo de llegar a la cima del Burj Khalifa en Dubái, cuya infraestructura es de al menos 800 metros de altura. Asimismo, planea suspenderse de un helicóptero en movimiento.

¿Qué ha sido lo más desafiante que ha hecho?

– Tuve una loca idea hace mucho tiempo de vendarme los ojos y hacer equilibrio en la parte de arriba de una grúa de construcción.

¿Qué otras edificaciones en Caracas quieres explorar?

– En las Torres de Parque Central todavía hay mucho qué hacer, desearía subir de nuevo. Está también el edificio de La Previsora, me gustaría subir allí.

El caminante del cielo

«Loco», «delincuente», «terrorista», «aventurero», «valiente», «demente», han sido algunas de las expresiones que se leen en las publicaciones de su cuenta de Instagram; sin embargo, Rengifo hace caso omiso de ellas.

Otro de los proyectos a futuro de este atleta venezolano, es crear una academia para promover el parkour, skywalking y free running en Venezuela; así como lanzar su película autobiográfica sobre sus inicios en esta disciplina.

La cinta llevará por nombre «Skywalker: El caminante del cielo», pero este proyecto está en reposo a la espera del capital necesario para empezar la grabación.

Actualmente, este deporte extremo no cuenta con un lugar donde se puedan impartir las clases con libertad, ni mucho menos cuenta con apoyo del Estado.

Carlos Rengifo es un joven con sueños, sencillo, humilde y muy centrado en sus objetivos; pudiese expresarse que sigue siendo aún el mismo niño curioso, inquieto y aventurero.

«No soy el hombre perfecto y tampoco pretendo serlo; no tengo auto, pero estoy aprendiendo a conducir mi vida. No soy rico, pero soy feliz con lo que tengo. No quiero ser más que los demás y que me recuerden por eso… solo soy Carlos Rengifo».

Jean Carlos González/ Unión Radio

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -