domingo, abril 21, 2024
- Publicidad -

Líder supremo de Irán llama a los iraníes a votar en masa para “salvar al país”

- Advertisement -

TEHERÁN.- El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, llamó este miércoles a una participación masiva en las elecciones parlamentarias y a la Asamblea de Expertos del 1 de marzo para “salvar al país”, en unos comicios marcados por la indiferencia y la apatía popular.

“Si podemos mostrarle al mundo que la nación está presente en los momentos importantes y decisivos, habremos salvado el país”, afirmó el religioso en un encuentro televisado en Teherán con jóvenes que podrán votar por primera vez en unos comicios iraníes.

“Cualquiera que ame a Irán, su nación y su seguridad debería saber que si se celebran elecciones débiles, nadie se beneficiará y todos resultarán perjudicados”, aseveró el político, quien añadió que las elecciones deben contar con “una participación masiva”.

La República Islámica de Irán ha dado siempre gran importancia a la alta participación electoral al considerarlo una prueba de su legitimidad y respaldo popular, por lo que en los últimos días se han multiplicado las llamadas a votar.

Jameneí pidió a los que llaman al boicot de las elecciones a “que piensen un poco más” y se centren en los intereses nacionales.

“Les recuerdo a todos que debemos mirar las elecciones desde la perspectiva de los intereses nacionales, no desde perspectivas de facciones y grupos”, afirmó.

Más de 60 millones de iraníes están llamados a las urnas para elegir a los 290 diputados del Parlamento, ahora dominado por los conservadores, y a los 88 miembros de la Asamblea de Expertos, órgano encargado de elegir al líder supremo de la República Islámica en caso de vacante.

Al parlamento iraní optan 15.200 candidatos -1.713 de ellos mujeres-, mientras que 144 candidatos pelearán por un puesto en la Asamblea de Expertos.

Este organismo se elige cada ocho años y el resultante de las elecciones podría tener una gran importancia en el futuro de la República Islámica, dada la elevada edad del líder supremo de Irán, Ali Jameneí, de 84 años.

Indiferencia electoral

El proceso electoral está marcado por una apatía popular que augura una baja participación debido a la mala situación económica, la descalificación de candidatos reformistas y el desapego político, que se acentuó por las protestas desatadas por la muerte Mahsa Amini tras ser detenida por no llevar bien puesto el velo en 2022.

Las encuestas sitúan la participación entre un 30 % y un 41 %, en comparación con las legislativas de 2020 en las que votó un 42 %, el nivel más bajo en la historia de la República Islámica.

Cientos de figuras públicas han pedido la abstención, como la encarcelada premio Nobel de la Paz Narges Mohammadi, que considera el boicot como «una obligación moral para los iraníes que aman la libertad y buscan la justicia”.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -