viernes, abril 12, 2024
- Publicidad -

El heavy metal del Liverpool sigue marcando el ritmo de la Premier

- Advertisement -

Londres.- Liverpool salvó la peligrosa visita del Luton Town y remontó el choque para triunfar 4-1 y prolongar su liderato en la Premier League al menos dos semanas más.

Los ‘Reds’, que contaron con diez bajas, remontaron en la segunda mitad el tempranero tanto de Chiedozie Ogbene para la visita.

Virgil Van Dijk, Cody Gakpo, Harvey Elliott y Luis Díaz, el mejor del partido, fueron los autores de la goleada local, en la que Alexis Mac Allister también destacó con un par de asistencias.

A principios de temporada, el Liverpool hubiera marcado este encuentro ante el recién ascendido como tres puntos seguros. Pero la lista de bajas torció el gesto de Klopp y dio luz a una alineación de emergencia con un tridente formado por Harvey Elliott, Luis Díaz y Cody Gakpo.

El colombiano pudo contar una historia diferente desde el principio y haber evitado las urgencias si hubiera aprovechado un mano a mano o un disparo a placer que tuvo en los primeros cinco minutos, pero el Luton, en los primeros pasos de su historia en Anfield, dio la campanada momentánea.

De un saque de banda, los de Rob Edwards se inventaron un gol. Cauley Woodrow retuvo la pelota de espaldas a la portería, se la dejó a Tahith Chong, que venía en carrera, y el neerlandés remató con fuerza para que Kelleher solo pudiera desviarlas.

El balón, volando, llegó hasta el segundo palo, donde Ogbene se adelantó a Joe Gómez e hizo el sorprendente 0-1 en Liverpool.

Los ‘Reds’ cargaron toda la responsabilidad del gol en Luis Díaz, pero el colombiano, por más que lo intentó, no paró de cometer fallos.

De todos los colores, lanzándose en plancha dentro del área, con latigazos desde fuera, intentando regatear en la línea de fondo. El extremo disparó seis veces en media hora y se echó el equipo a la espalda. Sin éxito.

Liverpool, durante una primera parte desesperante, echó de menos a Darwin Núñez, Diogo Jota y, sobre todo, a Mohamed Salah, al que todo aficionado ‘Red’ ya ha puesto una velita para que llegue a tiempo a la final de la Copa de la Liga de este domingo contra Chelsea.

Y es que Liverpool se salvó este miércoles por una de esas armas no tangibles del fútbol, el corazón.

Enfrente de ‘The Kop’, su mítica grada, le dio la vuelta a la derrota en dos minutos y con dos asistencias de Mac Allister.

El argentino sirvió el córner que cabeceó Virgil Van Dijk para el 1-1 y puso en la cabeza de Cody Gakpo el 2-1. La salida en tromba dio sus frutos antes del minuto 60.

No se quiso quedar ahí Liverpool, que espoleado por su afición olió a sangre y mató el partido por medio de Díaz. El colombiano se desquitó tras un regalo de la defensa del Luton y una asistencia de Andy Robertson que le dejó dentro del área.

En carrera, le enseñó la bola al defensa, la escondió, le amagó y definió al palo de Kaminski. Un golazo que fue bien celebrado por su padre en la grada y que certificó que los tres puntos no se marcharan de Anfield. La goleada la redondeó Elliott en el tiempo añadido.

Liverpool seguirá líder este fin de semana, pese a no jugar por la final copera. Los ‘Reds’ tienen 60 puntos (y un partido más), mientras que el City se queda con 56 y Arsenal con 55.

Luton, que salió durante unos minutos del descenso, se queda en decimoctava posición, con 20 unidades, las mismas que el Everton, pero con peor diferencia de goles.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -