domingo, febrero 25, 2024
- Publicidad -

El tribunal deja a Alves declarar y rechaza vulneración de derechos

- Publicidad -

BARCELONA.- El tribunal que juzga al exjugador del Barcelona Dani Alves por agresión sexual le ha permitido declarar al final del juicio, mientras ha rechazado las alegaciones de vulneración de derechos planteadas por su abogada: «el acusado estuvo asistido por su defensa desde el primer momento».

La sección 21ª de la Audiencia de Barcelona dio por concluida así las cuestiones previas planteadas por las partes al inicio del juicio, trámite que la letrada de Alves, Inés Guardiola, aprovechó para pedir la nulidad de la causa argumentando que se le investigó a sus espaldas y que el futbolista terminó sometido a un juicio paralelo.

Una alegación a la que se han opuesto tanto la Fiscalía como la acusación, que han resaltado que el daño de exposición mediática lo ha sufrido la víctima, después de que la madre de Alves publicara en su perfil de Instagram no sólo la identidad de la joven sino también vídeos de ellas.

El tribunal ha descartado que se vulneraran los derechos del acusado durante la investigación del caso porque, a priori, no ha observado «ninguna anomalía determinante» en la instrucción y, además, le consta que «Alves estuvo asistido por su defensa desde el primer momento» mientras la denuncia por agresión sexual «seguía su cauce».

La víctima ratifica ante el tribunal su palabra

La joven que acusa al exjugador del Barça de haberla violado en un baño de la discoteca Sutton de Barcelona ha ratificado este lunes su versión ante el tribunal, en una declaración de más de una hora, a puerta cerrada y entre extremas medidas de protección.

Una de las dos amigas que acompañaron a la víctima relató, entre lágrimas, que la denunciante salió del baño de la discoteca llorando «desconsolada» y «muy nerviosa», por lo que les pidió salir del recinto mientras insistía que el futbolista le había hecho «mucho daño».

Los días posteriores a los hechos, ha agregado, la joven permanecía en shock, todavía sin querer denunciar, y actualmente sigue sufriendo ansiedad, apenas sale de casa, se siente observada y ha perdido la «alegría» que la caracterizaba, ya que se vuelve obsesiva «con todo».

La declaración se ha llevado a cabo sin público, a puerta cerrada, con la voz distorsionada y la imagen pixelada, para impedir que se pueda divulgar su identidad en caso de una posterior filtración de la grabación del juicio.

También puede leer: Alves pide anular el proceso de investigación por «juicio paralelo»

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -