lunes, febrero 26, 2024
- Publicidad -

Primer ministro australiano condena «actividades neonazis» en el Día de Australia

- Publicidad -

SÍDNEY.- El primer ministro de Australia, Anthony Albanese, condenó este sábado las actividades llevadas a cabo la víspera por un grupo neonazi en el marco de las celebraciones por el Día de Australia y remarcó que las manifestaciones de odio «no tienen cabida» en el país.


«El Día de Australia es donde conmemoramos todo lo bueno de este país», dijo a los periodistas locales hoy, en referencia al festivo nacional que celebra la llegada de los primeros barcos británicos a Port Jackson (Sídney), cuando fue izada de forma inédita la bandera del Reino Unido en Australia, el 26 de enero de 1788.


Las declaraciones del primer ministro se producen un día después de que un grupo de hombres vestidos de negro, utilizando pasamontañas y portando símbolos nazis, abordaran un tren en una estación de metro de Sídney, lo que llevó a una intervención policial que culminó con el arresto de al menos seis personas.


Tras abandonar la estación, el grupo se congregó en el cercano parque St Peters, donde coreó insultos racistas y palabras de odio antes de que fueran dispersados por la policía.


«No quiero ver gente con pasamontañas y vestida de negro de pies a cabeza que esté involucrada en actividades neonazis en este país», dijo Albanese, al agregar que dichas acciones «no tienen cabida y, con razón, toda la gente decente lo condena».


También este sábado, cuando se celebra el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, Albanese indicó en un vídeo colgado en su cuenta de X que nunca se debe «olvidar el Holocausto, ni su escala ni la impactante profundidad de su crueldad».


«El odio, los prejuicios y el racismo no tienen lugar en Australia. Como una nación orgullosamente multicultural, siempre debemos denunciar y rechazar el antisemitismo», destacó.


El Gobierno del laborista ha endurecido en los últimos meses las medidas contra las manifestaciones que glorifican el régimen nazi y, a inicios de mes, anunció una ley que estipula hasta un año de prisión a las personas que hagan el saludo nazi en público, así como a las que exhiban o comercialicen símbolos nazis, como banderas o insignias del Tercer Reich.


La entrada en vigor de la nueva ley se da en medio del incremento de los crímenes de odio contra la comunidad judía y musulmana en el país, a raíz de la guerra entre Israel y Hamás, aunque el aumento de los grupos de extrema derecha ya era una inquietud previa.


Anteriormente, algunas jurisdicciones australianas, como Tasmania y Victoria, ya había prohibido el año pasado el saludo nazi y lo castigan con penas de cárcel y cuantiosas multas.


Sin embargo, se aplican excepciones en el país oceánico respecto a la exhibición de la esvástica en contextos educacionales, artísticos, científicos, académicos o religiosos.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -