lunes, febrero 26, 2024
- Publicidad -

Israel ataca varias bases militares de Hizbulá en el sur de Líbano

- Publicidad -

JERUSALÉN.- Aviones de combate de las Fuerzas Aéreas israelíes, así como tanques, perpetraron varios ataques este domingo en el sur de Líbano contra la milicia chií pro-iraní Hizbulá, aumentando la tensión de un conflicto regional.

La ofensiva aérea se produjo en el pueblo de Markaba, sur de Líbano, contra «infraestructura terrorista, un edificio militar, un puesto de lanzamiento y un puesto de observación» de Hizbulá, detalló el Ejército israelí en un comunicado.

En otros puntos del sur libanés fueron también atacados con tanques y aviones «un centro de mando operativo y un complejo militar», agregó el texto.

La Agencia Nacional de Noticias (ANN) libanesa ya había atribuido hoy a Israel un ataque aéreo con un dron, en el que según fuentes de seguridad citadas por medios locales, fallecieron al menos un miembro de Hizbulá.

El ataque contra el coche en el que se encontraban se produjo en la localidad de Kafra, en la región de Bint Jbeil, bastión del grupo chií muy próxima a la frontera con Israel. Se cree que al menos un ocupante consiguió escapar del vehículo.

Hizbulá confirmó en su canal de Telegram la muerte, en el ataque aéreo de Kafra, «del mártir» Samar Al-Sayyid, a la que aseguró haber respondido atacando la comunidad israelí de Avivim, a menos de un kilómetro de la Línea Azul con el Líbano.

Ayer, en otro ataque contra otro coche, falleció un tercer miembro de Hizbulá. Israel, como es habitual, no ha hecho pública su autoría de ambos ataques.

El pasado 8 de enero, Wissam Hassan Taweel, un alto mando de las fuerzas especiales de élite Radwan de Hizbulá, murió cuando el vehículo en el que viajaba fue alcanzado por un proyectil israelí en una carretera en la zona de Khirbet al Salam, en el sur del país.

La frontera entre Israel y Líbano vive su mayor pico de tensión desde 2006 con un intenso intercambio de fuego durante tres meses que se ha cobrado la vida de al menos 226 personas, la mayoría en el lado libanés y en las filas de Hizbulá, que ha confirmado unas 164 bajas en sus filas, algunas de ellas en Siria.

En Israel han muerto 18 personas en la frontera norte, 12 soldados y 6 civiles; mientras que en Líbano han fallecido al menos 208 personas, incluyendo unos 20 integrantes de milicias palestinas, un soldado y 23 civiles -entre ellos tres niños y tres periodistas-, además de los milicianos de Hizbulá.

El recrudecimiento gradual de la violencia ha desatado los miedos al estallido de una guerra abierta entre las partes, especialmente después de que un ataque atribuido al Israel matara a principios de enero en Beirut al número dos del movimiento islamista Hamás, Saleh al Arouri.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -