miércoles, julio 24, 2024
- Publicidad -

Madueke le dio oxígeno al Chelsea y Pochettino

- Advertisement -

Londres.- Noni Madueke abrillantó el partido del Chelsea y les dio la victoria 2-1 sobre Crystal Palace con un penal en el ocaso del partido.

El VAR, con un penalti revisado en los últimos minutos de partido, le permitió a Madueke solventar un partido que se le había ensuciado al Chelsea tras el gol inicial del ucraniano Mykhailo Mudryk.

Michael Olise, pretendido en verano por los de Stamford Bridge, empató justo antes del descanso y llevó a Pochettino a otra segunda parte de perder años de vida viendo a este equipo.

Y eso que fue un encuentro que Chelsea debió haber sentenciado mucho antes. Porque Mudryk, tras una gran jugada de Malo Gusto, que inició la transición ofensiva con una ruleta en el medio y culminó con un pase de la muerte, hizo el 1-0 a los trece minutos.

Por una vez, parecía un plácido partido para los ‘Blues’, que dispusieron de dos manos a manos en los siguientes minutos para dar carpetazo a esto.

Mudryk erró el primero, después de un taconazo de Jackon, y su intento de vaselina se estampó en Dean Henderson.

El segundo fallo tuvo el nombre de Nkunku, mucho peor, más feo, tras plantarse solo delante de Henderson y pegarle una patada al aire en lugar de al balón.

Quedó tan confundido el público de Stamford Bridge que reclamó durante un rato penalti, pensando que Andersen le había trabado por detrás.

Lo tenía todo bajo control el Chelsea, hasta que al borde del descanso, Basiashile perdió su marca en un centro de Jordan Ayew y Olise remató completamente solo en el segundo palo. No falló la estrella del Palace, que mandó al Chelsea a una segunda parte de pico y pala.

A una segunda parte en el que el paso de los minutos olía a otro tropiezo del Chelsea, imperdonable tras la derrota ante el Wolverhampton Wanderers.

El gol de la victoria, que creyó tenerlo en su poder Nico Jackson, lo anuló por fuera de juego el VAR cuando ya se relamía el ex del Villarreal. Pero la tecnología, que aprieta pero no ahoga, sí apreció un penalti sobre Madueke minutos después.

Le hizo la zancadilla Eberechi Eze en la línea del área grande y, pese a la incertidumbre durante varios minutos hasta que salió el balón fuera y el colegiado fue a la pantalla, el VAR concedió la pena máxima.

Madueke, que solo había disparado un penalti desde febrero de 2020, engañó a Henderson y dejó los tres puntos en casa.

Los de Pochettino, que tiene su puesto asegurado una jornada más, escala a la décima posición con 25 puntos, aún a diez de las posiciones europeas. El Palace es décimo quinto con 18 puntos, tres por encima del descenso.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -