lunes, julio 22, 2024
- Publicidad -

Habitantes de Acapulco dicen que serán unas fiestas amargas por estragos del huracán Otis

- Advertisement -

ACAPULCO.- A pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió “poner de pie” al puerto de Acapulco, en el sureño estado mexicano de Guerrero, antes de Navidad, los habitantes aseguran que serán unas fiestas amargas, por lo que luces, arbolitos de Navidad, decoraciones, globos y figuras de Santa Claus no se hicieron presentes este año en la colonia (vecindario) Cumbres de Figueroa.

Los ciudadanos aseguran que la emoción por estas fechas y los preparativos han pasado a segundo plano, ya que ahora lo más importante es recuperar sus casas, techos y el bienestar de todos ellos después de que el 25 de octubre el huracán Otis, uno de los más fuertes de la historia del país, arrasara con la ciudad.

La colonia, ubicada en las inmediaciones de la novena región militar, es unida, aseguran los vecinos. Entre ellos se organizaban para las posadas, las fiestas y la cena de Navidad, pero ahora sólo buscan comprar materiales de construcción o láminas para sus techos.

Unas fechas familiares empañadas por la tristeza en Acapulco

Teresa Meza Flores señala que estas fechas son importantes y arraigadas en su familia, ya que es una costumbre que tiene desde su madre, con quien creaba nacimientos, decoraciones en su casa y ahora solo los recuerdos viven y la ilusión de regresar alguna vez a estos tiempos.

“Hacíamos unos nacimientos enormes, piedra y todo, el Niño Dios, las fuentes, los lagos y a raíz de eso se me quedó un poco la tradición de la Navidad. Volví a renovarme, el año pasado incluso compré mi pino, mis luces, todo. Arreglé bonito todo y mira ahora, tengo todo guardado, las partes que quedaron, el pino, el nacimiento. No hay palabras para describir lo que nos pasó”, afirmó a EFE.

Todo comenzaba los últimos días de noviembre, acudía con sus familiares hacer las compras de lo que faltaba y tener lista su casa, su sala y que su familia tuviera el espíritu navideño. Ahora, bajo el manto de una lona regalada, sillones estilo Acapulco y una simple mesa con sillas, lo que la ilusiona es poder cenar con toda su familia.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -