miércoles, julio 17, 2024
- Publicidad -

Activistas bloquean dos aeropuertos belgas contra la contaminación del sector aéreo

- Advertisement -

BRUSELAS.- Activistas de Code Red (Código Rojo), una coalición de una veintena de asociaciones activas en la defensa del medio ambiente, ocuparon este sábado durante unas horas los aeropuertos de Lieja y Amberes para protestar por la contaminación del transporte aéreo.

«Hoy, partidarios del Código Rojo de varios países europeos han entrado en el aeropuerto de Lieja en una acción directa pacífica para denunciar la injusticia y el impacto climático de la aviación y exigir una reducción drástica de los vuelos», informó la coalición en un comunicado.

En el aeropuerto de Lieja, los activistas organizaron una acción de desobediencia civil consistente en bloquear las entradas esta tarde del sitio del gigante chino del comercio electrónico Alibaba e impedir que pudiesen descargar sus mercancías en camiones.

En la acción participaron unas 600 personas, según el colectivo, que con esta acción pretendía denunciar la ampliación a gran escala del aeropuerto de Lieja en terrenos agrícolas.

Este aeropuerto de carga es el de más rápido crecimiento de Europa y el principal centro logístico europeo para la empresa de comercio electrónico Alibaba.

Los activistas denunciaron que la ampliación del aeropuerto y el crecimiento del transporte aéreo de mercancías para consumo masivo tiene importantes impactos en la salud, la economía local y el clima.

Paralelamente, otros activistas del colectivo llevaron a cabo otra acción en el aeropuerto de Amberes, donde paralizaron el tráfico de aviones, pese a que la policía detuvo a muchos de ellos, según el colectivo.

Código Rojo exige, entre otras cosas, la prohibición de los jets privados y un transporte público asequible.

La portavoz del colectivo, Ruth Marie, aseguró que «los jets privados son el pináculo de la injusticia climática y no hay absolutamente ninguna razón para su existencia en una crisis climática».

«El 1% de la población mundial es responsable del 50% de las emisiones de la aviación. Es hora de que los superricos abandonen sus juguetes destructivos y sus hábitos de lujo y dejen de quemar nuestro planeta. Es hora de prohibir los jets privados», afirmó.

Esta es la tercera acción de Código Rojo en Bélgica, tras la primera llevada a cabo en octubre de 2022 contra las instalaciones de TotalEnergies y en julio pasado las de la eléctrica Engie.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -