viernes, julio 12, 2024
- Publicidad -

China ve “razonable y legal” que sus pesqueros operen en aguas disputadas con Filipinas

- Advertisement -

PEKÍN.- China afirmó hoy que la presencia de sus barcos pesqueros en las disputadas aguas del mar de China Meridional es “razonable y legal” y exigió a Filipinas que no formule “comentarios irresponsables” al respecto.


El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China Wang Wenbin indicó en una rueda de prensa que las aguas adyacentes al archipiélago de Nansha (como llama China al archipiélago Spratly), donde se ubica el arrecife Whitsun (conocido como Niu’e en el gigante asiático), son consideradas un “área operativa importante” para los pescadores chinos.


“Las aguas relevantes en el mar Meridional de China, incluido el arrecife Niu’e y sus aguas adyacentes, siempre han sido una área operativa importante y refugio para los barcos pesqueros chinos”, declaró el vocero este lunes.


“Es razonable y legal que los barcos pesqueros chinos operen en esas aguas para resguardarse del viento, y Filipinas no debería hacer comentarios irresponsables”, agregó Wang.


Esta misma mañana, el Ejército de China condenó el paso del buque de combate estadounidense USS Giffords por el atolón Ayungin (denominado por Pekín como Ren’ai), que también forma parte de las Spratly.


El pasado 23 de noviembre el gigante asiático también condenó que Filipinas recurra a «fuerzas externas para patrullar en el área y atraer notoriedad», en referencia a recientes maniobras conjuntas entre Filipinas y EE.UU. en dichas aguas, lo que, según Pekín, daña la paz y la estabilidad regionales.


Las tensiones bilaterales han aumentado a raíz de que el actual presidente filipino, Ferdinand Marcos Jr., decidiera reforzar los lazos de seguridad con EE.UU. desde su llegada al poder el pasado año, en contraste con el giro a China decidido por su predecesor, Rodrigo Duterte.


Las autoridades chinas reclaman casi la totalidad del mar de China Meridional, incluidos los archipiélagos Paracel y Spratly, una reivindicación que se solapa con las áreas económicas exclusivas de 200 millas, tal como indica la legislación internacional, de países como Filipinas, Vietnam y Malasia.


Pekín alega razones históricas, pero en 2016 la Corte Permanente de Arbitraje dio la razón a Manila en su denuncia contra las reivindicaciones de las autoridades chinas, decisión que la potencia asiática se negó a acatar.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -