jueves, julio 25, 2024
- Publicidad -

Verstappen y su ritmo arrollador se quedaron con la Sprint en Brasil

- Advertisement -

Madrid.- Max Verstappen (Red Bull) dio una nueva demostración de su dominio abrumador en la Fórmula 1 al ganar este sábado la carrera sprint del GP de Brasil.

El insaciable tricampeón de los Países Bajos ganó la prueba corta por delante de Lando Norris (McLaren) y ‘Checo’ Pérez (Red Bull).

Verstappen, que partía segundo en parrilla, rebasó a Norris en la primera de las quince curvas de la pista paulista y ya no tuvo problemas hasta la meta.

En la prueba puntuaron los ocho primeros y ‘Checo’ -que se llevó seis- reforzó ligeramente su segundo puesto en el Mundial, que ocupa ahora con 246 puntos, al aumentar a 24 la ventaja que tiene sobre Lewis Hamilton (Mercedes), séptimo este sábado.

En el sexto y último sprint del año, al acabar octavo -mejorando una su posición en salida- Carlos Sainz (Ferrari) arañó el último punto y confirmó su cuarto puesto en el certamen, con uno de ventaja (184-183) sobre su compatriota Fernando Alonso (Aston Martin).

El doble campeón mundial asturiano buscará mejor fortuna este domingo, cuando arranque cuarto, desde la segunda fila, al lado de su compañero, Lance Stroll; y por detrás de ‘Mad Max’ y Charles Leclerc (Ferrari), que avanzó dos puestos desde el arranque y acabó quinto el sprint, justo por detrás del otro Mercedes, el de George Russell.

Norris había dominado la calificación reducida, en cuya decisiva tercera ronda (SQ3) cubrió los 4.309 metros de la pista paulista, con el preceptivo neumático blando, en un minuto, diez segundos y 622 milésimas, 61 menos que Verstappen y con 134 de ventaja sobre ‘Checo.

Ocon y Stroll, el compañero del año pasado y el actual de Alonso, quedaron eliminados en la primera ronda (SQ1) del ‘sprint shootout’, en la que Sainz -que arranca séptimo este domingo- había marcado el mejor tiempo, con el obligatorio compuesto medio, mejorando en 28 milésimas a Norris, que hace un par de años era su vecino de garajes, cuando el talentoso piloto madrileño militaba en la escudería de Woking.

La sesión quedó interrumpida, con bandera roja, y no se reanudó, a falta de 33 segundos, después de que Ocon se accidentara, al tocar, después de las ‘S de Senna’ el Aston Martin del doble campeón mundial asturiano, que pinchó el neumático delantero izquierdo y dañó la suspensión de ese lado del coche.

A causa de ese accidente, tardó en iniciarse la SQ2, en la que Alonso ni siquiera pudo salir a pista y quedó eliminado; por lo que dedicó la jornada a buscar sensaciones con miras a este domingo, cuando apuntará a su octavo podio de la temporada en un circuito que le trae recuerdos insuperables. Lando marcó el mejor tiempo de esa ronda y volvió a ser el más rápido en la SQ3, asegurando la ‘pole’ en el sprint, por delante del flamante tricampeón y de ‘Checo’.

La alegría le duró poco a Norris -que este domingo saldrá sexto-, porque en la primera curva, el astro neerlandés confirmaba que, aparte de poseer un talento superlativo, es un auténtico súper-depredador deportivo. Tomó el liderato y de ahí ya pilotó, sin excesivos problemas, hasta meta.

‘Checo’ perdió dos plazas a las primeras de cambio, pero acabó recuperando el tercer puesto al final y cierta confianza con miras a la carrera de este domingo, en la que larga noveno y deberá sumar buenos puntos para defender la segunda plaza en el campeonato ante Hamilton, que sale quinto.

Sir Lewis arrancará por detrás de los Aston Martin, que en el sprint confirmaron tener muy buen ritmo: Alonso avanzó cuatro puestos y finalizó undécimo, un puesto por delante de Stroll, que avanzó cinco con respecto al puesto que ocupaba en parrilla.

«El ritmo era bueno. Nos quedamos con eso, después del incidente de esta mañana. Nos dedicamos a comprender la degradación de los neumáticos», explicó el genial piloto asturiano, 32 veces triunfal y con 105 podios en la F1, que en la pista en la que festejó sus dos títulos (2005 y 2006) espera «poder luchar por el podio; o al menos por el ‘top 5’ «.

Sainz, que se anotó la única victoria del año que no se apuntó Red Bull -en Singapur- sufrió, «sobre todo al principio», con la elevada «temperatura del motor», según explicó tras sumar un punto en el sprint.

«Gasté más neumático de lo esperado. Espero que mañana la cosa vaya mejor, porque si no nos espera una carrera larga», añadió el español de Ferrari, con dos victorias y 18 podios en la categoría reina. Dos de ellos en Interlagos; donde este domingo sale séptimo. 

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -